La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha desplazado a la avenida de la Reina Maria Cristina para valorar el macrobotellón que se ha producido durante la madrugada de este sábado, al que han asistido unas 40.000 personas.

Según Colau, los altercados no han tenido "nada que ver con la Mercè" porque las actividades programadas "se han controlado y celebrado sin ningún imprevisto" siguiendo las recomendaciones sanitarias de la pandemia. 

El acceso a la avenida de Maria Cristina, destrozado después del macrobotellón / METRÓPOLI
El acceso a la avenida de Maria Cristina, destrozado después del macrobotellón / METRÓPOLI

"NO SE PUEDE REPETIR"

La alcaldesa ha asegurado que se ha producido un "salto de escala numérica" con las últimas aglomeraciones y condena el "vandalismo" que ha habido esta noche.

"Esto no se puede repetir", ha dicho de forma contundente. Por ello, ha asegurado que habrá un "refuerzo policial" para que no se repitan las actuaciones durante la noche del sábado al domingo. 

PROBLEMA DE "ORDEN PÚBLICO"

Al igual que Albert Batlle, Colau ha dicho que se trata de un problema de "orden público", por lo que exige más presencia de Mossos d'Esquadra. La alcaldesa asegura que ha pedido al Conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, formar un dispositivo de orden público para "trabajar conjuntamente".

Además, Colau ha insistido que se trata de un hecho que pasa en "toda Cataluña y España, no solo en Barcelona" y considera que es algo "inaceptable". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.