ARCHIVADO EN:

Las obras del espai Barça todavía no tienen fecha de inicio. Después de dos años de retraso, por las demoras de los trámites burocráticos con el Ayuntamiento de Barcelona, el gran proyecto que transformará el club en el siglo XXI tampoco arrancará este verano. Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, busca el mejor acuerdo económico con la empresa que financiará una parte de la operación. El máximo dirigente no quiere negociar con prisas y ya ha rechazado algunas propuestas, convencido de que puede ingresar mucho más de los 200 millones presupuestados inicialmente.

El Barça ha sido tentado por algunas compañías extranjeras. También por Grífols. Bartomeu ha escuchado todas las ofertas, pero las ha declinado. El nuevo espai Barça, que incluye la transformación del Camp Nou (105.000 localidades, todas cubiertas), la construcción de un nuevo Palau (12.000 espectadores) y la ordenación del entorno del estadio costarán unos 630 millones de euros. Y la junta directiva ambiciona obtener entre 300 y 400 millones por un acuerdo de patrocinio larga duración (entre 15 y 20 años).

EL ESTADIO JOHAN CRUYFF

El nuevo Espai Barça también incluye la inauguración del Estadi Johan Cruyff, con capacidad para 6.000 personas, en la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí. El nuevo campo (jugarán el Barça B, el Juvenil y el equipo femenino) se inaugurará en verano y comportará el posterior derribo del Miniestadi, en cuyos terrenos se construirá el nuevo pabellón polideportivo.

 

 

La profunda remodelación del Camp Nou tendrá un claro impacto en las cuentas del club. A corto, medio y largo plazo. Su financiación preocupa a la junta directiva, que asume que comportará un aumento de la deuda, pero multiplicará los ingresos de la entidad con la ampliación de 6.000 localidades y las construcciones de nuevos palcos y localidades VIP.

EL REFERÉNDUM DE 2014

Los socios del Barça aprobaron por amplia mayoría (72,46%) la remodelación del Camp Nou, el 5 de abril de 2014. El entonces vicepresidente económico del club, Javier Faus, lamentó que el Barça solo tuviera 2.200 asientos VIP, menos de la mitad que el Santiago Bernabéu (5.000 localidades de alto standing). Hace cinco años, el Barcelona ya ingresó unos 30 millones de euros menos que su gran rival por dicho concepto, una cifra que ha ido subiendo en las últimas temporadas.

El incremento de las localidades VIP facilitará que el Barça pueda ingresar 1.000 millones de euros anuales, una cifra que Bartomeu se marcó como gran reto antes de finalizar su mandato, en 2021. Inicialmente, las obras debían comenzar en 2017 y terminar en 2021. El retraso, como mínimo, será de tres años.

 

palcos
Palcos del Camp Nou

 

LAS DOS TRANSFORMACIONES

Inaugurado en 1957 durante la presidencia de Francesc Miró-Sants, el Camp Nou fue construido por el arquitecto Francesc Mitjans. Estadio vanguardista entonces, sufrió dos transformaciones con Josep Lluís Núñez como presidente. Con motivo del Mundial de 1982 que organizó España, el Barça amplió el Camp Nou. Su aforo pasó de 93.000 a 120.000 espectadores. En pocos años, la masa social barcelonista pasó de 77.000 socios a 108.000.

En 1994, Núñez activó una segunda reforma, que afectó a la primera gradería. Poco después todas las localidades serían de asiento, con un aforo actual para 99.300 espectadores. Con Joan Gaspart, Joan Laporta, Sandro Rosell y Josep María Bartomeu, las obras realizadas han sido menores y el estadio se ha quedado muy obsoleto. En los días de lluvia, una gran parte de los aficionados se moja, pero los accesos también son incómodos y las visibilidades de algunas localidades no es la ideal.