ARCHIVADO EN:

El millonario Silvio Elías, en la diana de los anarquistas de Barcelona. El propietario del grupo Veritas, la cadena de supermercados ecológicos premium, se ha granjeado un nuevo enemigo en la ciudad. De momento, la acción más contundente contra la empresa de Elías se llevó a cabo ayer miércoles en el barrio del Raval.

Un grupo de anarquistas asaltaron una de sus tiendas y, tras el robo, lanzaron unas octavillas "incitando a saquear supermercados y a rebelarse contra este sistema que nos hace pasar hambre". Entre las cadenas de supermercados más odiadas por los anarquistas de Barcelona figura, desde hace tiempo, Veritas. 

Silvio Elías en una imagen de archivo
Silvio Elías en una imagen de archivo 

ATAQUES ANTERIORES

En Gràcia, donde los antisistema todavía conservan cierto músculo, son frecuentes los ataques de baja intensidad contra los establecimientos de Silvio Elías. Las pintadas contra estos supermercados son habituales. En ellas destacan el elitismo alimentario promovido por Veritas, donde sus productos sobresalen por sus elevados precios. No obstante, la marca trata de dotarse de un cierto aire progresista a través del ecologismo, hecho que molesta todavía más a los ácratas. 

Desde los colectivos anarquistas de la ciudad han redoblado sus amenazas al potente conglomerado de Silvio Elías, que recientemente abandonó la Junta del Barça tras la salida de Emili Rousaud. Elías, poderoso empresario de Barcelona, también tenía acciones de la cadena de gimnasios Duet Fit, que recientemente vendió a su competidora Viva Gym. Asimismo, es propietario del primer hotel ecológico de España, el Ecoresort Mas Salagros, situado en Vallromanes (Maresme). 

ORIGEN DE LA FORTUNA

Cabe recordar que Elías construyó su patrimonio gracias a la vinculación de su familia desde 1962 a la cadena de supermercados Caprabo. Con la venta del grupo a Eroski, la familia Elías, así como los Carbó y los Bonet, dieron uno de los mayores pelotazos de la historia del retail del país. La operación se cerró por la friolera cifra de 1.300 millones de euros, lo que le sirvió para fundar Veritas en 2002, cadena que dirige su hijo, llamado también Silvio Elias

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.