"Las actividades de noche no se podrán seguir de cerca, por lo que no tiene sentido acercarse", ha expresado este martes Ada Colau en referencia a los conciertos programados para La Mercè.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, la alcaldesa de Barcelona ha explicado que el Ayuntamiento quiere evitar un efecto llamada y que los conciertos nocturnos estarán perimetrados: "No habrá fiesta en la calle", ha sentenciado. Colau ha pedido, además, que se actúe "con responsabiliidad" y se respete el descanso de los vecinos.

BOTELLONES Y OCIO NOCTURNO

Sobre los botellones, la alcaldesa ha asegurado estar preocupada por las imágenes de los últimos días en la UAB y en Tiana y ha manifestado "cierto miedo" de los consistorios metropolitanos. Una situación que no cree que termine con la reapertura del ocio nocturno anunciada por la Generalitat, a quien acusa de no haber actuado antes. A pesar de esto, Colau ha celebrado la decisión.

"Es un primer paso positivo pero hacen falta más", ha señalado. Y es que, según la primera edil, el problema de los botellones no está relacionado únicamente con el cierre de las discotecas, sino que son "una vía de escape" después de un año y medio de pandemia que se ha agravado por la situación económica.

Por todo esto, Colau ha reivindicado la mesa que el Ayuntamiento ha convocado con el sector del ocio nocturno para estudiar cómo afrontar los botellones. "Hay que buscar alternativas entre todos", ha defendido a la par que ha pedido al Govern que convoque otra mesa con los municipios y los representantes del sector.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.