Más de 2.000 familias barcelonesas se han quedado sin plaza en una guardería municipal para este curso, concretamente 2.115, según datos del propio Ayuntamiento. El año arrancará en estos equipamientos con 8.508 alumnos de 0 a 3 años y la puesta en marcha de una batería de medidas contra el coronavirus para frenar la pandemia en estos centros.

El Ayuntamiento dice que este año se ha podido atender un 64,2% de la nueva demanda, es decir niños que querían acceder a una guardería municipal por primera vez. De las 6.555 peticiones, han logrado una plaza 4.211, indican fuentes municipales. Así, un total de 2.344 niños se han quedado sin entrar, un 35,8%.

SANT MARTÍ, EL DISTRITO CON MÁS GUARDERÍAS

Barcelona cuenta con una amplia red de guarderías municipales, 102, la mayoría de ellas puestas en marcha por gobiernos socialistas. Este curso abre una de nueva, la de Germanetes, en el distrito del Eixample. La zona con más escuelas para menores de 0 a 3 años es Sant Martí (17). Tras este distrito se sitúan Horta-Guinardó (14), Nou Barris (13), Sants-Montjuïc (11), Eixample y Sant Andreu (10), Gràcia (9), Ciutat Vella (8), Sarrià-Sant Gervasi (6) y Les Corts (4).

A pesar del elevado de familias que se han quedado sin una plaza pública, el consistorio asegura que la demanda atendida ha crecido en ocho puntos, del 56,1% del curso pasado al 64,2% actual. Este hecho se debe tanto a un aumento de las plazas ofrecidas (+72) como al descenso de un 13% de las peticiones en el conjunto de la ciudad por la crisis sanitaria.

Por distritos, Ciutat Vella lidera el porcentaje de la demanda atendida, con el 97,2% del total (532 menores). A la cola están Gràcia y Eixample, donde se ha garantizado la plaza al 48,6% (762) y 48,9% (915) del alumnado, respectivamente. Sant Martí es la zona con más pequeños en guarderías municipales, 1.577. En este distrito se ha atendido el 71,8% de las peticiones.  

GRUPOS ESTANCOS

En un curso marcado por la pandemia, los alumnos se distribuirán en las guarderías en grupos estancos que no superarán las ratios decretadas por la Generalitat de Catalunya de 20 alumnos por clase. De 0 a 1 años (P0) serán ocho pequeños por aula; de 1 a 2 años (P1) serán 13 por clase, y de 2 a 3 años (P2), 20. En la mitad de los grupos de P2 de toda la ciudad habrá entre 18 y 19 niños.

El Ayuntamiento tiene previsto invertir 3,4 millones de euros en la puesta en marcha de las medidas decretadas para combatir el coronavirus. En cada clase habrá una educadora y una persona de apoyo. Los grupos estables se han organizado de tal forma que los niños de un grupo no tendrán relación con otro en todo el curso.

PRUEBAS SEROLÓGICAS

Las familias, como en el resto de centros educativos, tendrán que firmar una declaración responsable en la que se comprometen a no llevar a los niños a la guardería si tienen una temperatura corporal superior a 37,5º, han tenido contacto con una persona positiva o están pendientes de los resultados de una prueba diagnóstica.   

Las medidas antiCovid desplegadas por el Ayuntamiento incluyen pruebas serológicas al inicio del curso a los educadores, uso de mascarilla diaria y lavado y desinfecciones frecuentes del material utilizado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.