La multinacional francesa Alstom ha arañado el mayor contrato del transporte público de Barcelona. La compañía fabricará 42 trenes del metro por un total de 268 millones de euros. Así lo ha comunicado este lunes el Consejo de Administración de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), que ha indicado que incorporará los nuevos vagones a la red del Metro de Barcelona en los próximos años.

Se trata de la operación de compra de material móvil ferroviario más importante de la historia de TMB, que permitirá sustituir los trenes más viejos, de los años 80, y eliminar una parte de la presencia de amianto en la red. 

PLAZOS DE ENTREGA

El concurso, al que se presentaron tres empresas, CRRC Quingdao Sifang, CAF y Alstom, comprendía un lote de 24 trenes de ancho ibérico para la línea 1 y otro de 18 trenes de ancho internacional para la línea 3.

Los trenes se entregarán en un plazo de dos años y medio tras la formalización del contrato, prevista para finales de septiembre, según ha informado TMB. Alstom se ha comprometido a entregar un primer tren de la línea 1 y otro para la línea 3 (los prototipos) once meses después de la firma del contrato. Además, TMB recibirá 18 trenes de la línea 3 en un plazo de dos años y 24 trenes para la línea 1 en dos años y medio.

TRENES MÁS VERDES

Lo novedoso de estos trenes es que están diseñados bajo criterios de sostenibilidad que buscan cuidar el planeta: cuentan con una estructura ligera, son de bajo consumo energético y fácil mantenimiento.

Además, también acelerarán el proceso de renovación del servicio para incrementar su fiabilidad y acabar con parte del amianto de la red, de acuerdo con TMB.

FINANCIACIÓN

En paralelo al proceso de licitación, TMB está gestionando las operaciones de financiación necesarias para hacer frente a esta inversión, a través de las instituciones públicas de crédito y de la banca privada, tal como autorizó el Consejo de Administración de la Autoridad del Transporte Metropolitano el pasado mes de diciembre.

TMB ha recordado que a estos 42 nuevos trenes hay que sumar los 12 que se aprobaron comprar en marzo de 2018 y que está previsto que entren en funcionamiento a finales de año en las líneas 1, 3, 4 y 5. 

Estos trenes los están fabricando CAF y Alstom, que tiene una planta de producción en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona).