La compañía de distribución de moda Mango ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) como consecuencia del cierre de centros comerciales y grandes tiendas de Cataluña. La firma, dirigida por Isak Andic, no ha detallado el impacto del expediente.

A finales de marzo la empresa barcelonesa ya presentó un Erte por fuerza mayor sobre más de 4.700 empleados.

La mayor parte de los afectados de la plantilla fueron trabajadores de su red de tiendas, pero el expediente también salpicó a los empleados de su centro logístico de Lliçà d’Amunt.

NUEVS MEDIDAS RESTRICTIVAS

Las nuevas medidas para frenar la propagación del virus abocan al sector a una nueva oleada de Ertes, sobre todo en las compañías que por las restricciones actuales no pueden subir la persiana.

El Corte Inglés, por su parte, también aplicará Expedientes de Regulación de Empleo a parte de los trabajadores de sus tiendas en Cataluña, Asturias y Castilla y León, comunidades donde las medidas de restricción a la movilidad implican en buena parte el cierre de sus establecimientos.

Esos expedientes de regulación temporal de empleo serán por fuerza mayor y en principio durarán 14 días, a la espera de saberse si las citadas restricciones se prolongan, en cuyo caso, se haría lo propio con los expedientes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.