ARCHIVADO EN:

El sistema puerta a puerta ya no funciona si de libros se trata. El Círculo de Lectores, un modelo adquirido al 100% hace cinco años por el Grupo Planeta, deja de existir tal y como lo conocíamos. Así lo ha anunciado la editorial sobre un negocio que está “fuera de lugar” debido a “las nuevas tecnologías”. A partir de este jueves, pondrán fin a toda su red comercial, su página web y todos sus canales de venta.

“Se ha terminado una etapa maravillosa, inolvidable rodeado de todos vosotros que os considero parte de mi familia. A partir de este momento no podéis entregar ni un solo libro que os quede en casa", han detallado a través de un comunicado. Círculo de Lectores se fundó hace 57 años con la "vocación de llevar la lectura a todos los hogares de España", según se desprende de la página web. 

NO CONSIGUEN REFLOTAR EL NEGOCIO

Los agentes "no profesionales" visitaban los hogares con un catálogo. Entonces el cliente les hacía el pedido y una semana después se lo llevaban a casa y les realizaban el pago de la compra. Se ha intentado hacer cincuenta mil cosas para mejorar este modelo, pero se ha decidido cerrar la estructura comercial, no cerrar Círculo, para entrar en un proceso de la estructura futura (aún sin estudiar)", han confirmado a Efe.

Dicha información ha sido notificada a la red de agentes a través de un burofax en el que el Grupo Planeta les dice que irán cobrando la indemnización conforme se vayan "cerrando sectores". Desde la editorial constataron que sus clientes, cada vez más, adquirían los libros a través de Amazon o los puntos de venta online. Su deuda acumulada, según El País, ascendía a finales de 2017 hasta casi cinco millones de euros.