Cada piso turístico de Barcelona genera 3.011 euros al mes de impuestos, según un estudio de la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur), que cifra en 347 millones de euros al año la aportación que hacen a las arcas públicas las 9.606 viviendas de uso turístico de la ciudad.

"MENOSPRECIAR LA ACTIVIDAD TURÍSTICA"

El presidente de Apartur, Enrique Alcántara, ha destacado que la contribución fiscal derivada de esta actividad es un elemento capital para mantener y garantizar la sociedad del bienestar "de la que todos nos beneficiamos, incluidos muchos de los que nos critican".

"Tenemos la sensación de que, últimamente, desde algunos sectores se tiende a menospreciar la actividad turística de Barcelona", se ha lamentado Alcántara.

IMPACTO FISCAL

El estudio, encargado a RBD Consulting, analiza no solo la carga fiscal que soporta el propio alojamiento de uso turístico por el desarrollo de su actividad directamente, sino también el impacto fiscal que se genera de forma indirecta por la actividad y gasto del turistas en otros negocios durante su estancia en la ciudad.

De los impuestos que genera cada piso turístico, 1.333 euros derivan directamente de su actividad como alojamiento turístico, mientras que 1.678 euros es el impacto fiscal indirecto derivado de las compras en alimentación, restauración, equipamientos, ocio y cultura y transporte interno, sin tener en cuenta el coste del viaje.

"GENERAR RIQUEZA E INGRESOS DE FORMA INMEDIATA"

Para el presidente de Apartur, "está muy bien intentar potenciar otros sectores económicos" pero, en estos momentos tan delicados, deberíamos ser muy cuidadosos" en conservar aquellos sectores que están en disposición de generar riqueza e ingresos públicos de forma inmediata.

La Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona agrupa a 280 empresas y profesionales explotadores de apartamentos turísticos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.