ARCHIVADO EN:

El defensa del FC Barcelona Gerard Piqué sufre un contratiempo con Hacienda. La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso que el futbolista había presentado contra una decisión del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) que le obligaba a pagar más de 2 millones de euros en multas e impuestos atrasados de 2008, 2009 y 2019.

La Audiencia Nacional rechazó el 13 de mayo el recurso contencioso-administrativo que Piqué había interpuesto contra una resolución del TEAC dictada en diciembre de 2016, que le condenaba a pagar 1.457.855,61 euros en impuestos atrasados entre los años 2008 y 2010, más otros 678.012,59 euros en multas.

DESVIAR INGRESOS

El supuesto fraude arrancó en 2013, cuando la delegación de la Agencia Tributaria inspeccionó las declaraciones de los años “sospechosos” del futbolista. Hacienda dictaminó que el jugador había utilizado su empresa Kerad Project 2006 para desviar los ingresos percibidos por sus derechos de imagen, según avanza El País.

En la revisión, el fisco consideró que Piqué obtuvo ingresos del trabajo como jugador de fútbol profesional residente en España en varios equipos, además de su participación de la Copa Confederaciones celebrada en Sudáfrica en 2009. El jugador firmó las actas de disconformidad y abrió la vía judicial.

Hace aproximadamente un mes, la pareja del futbolista, la cantante colombiana Shakira tuvo que comparecer ante la Justicia tras ser acusada por la Fiscalía de un fraude fiscal de 14,5 millones de euros contra Hacienda. Consideraron que entre 2012 y 2014 la popular artista residía en España y, por lo tanto, debía tributar en el país y no en otros lugares.