El precio medio de los alquileres cerró 2020 con una subida del 1,4% y los mercados que tradicionalmente han sido los más dinámicos registraron caídas históricas, con Barcelona y Madrid a la cabeza.

EL 'STOCK' ALCANZA MÁXIMOS

Además, tras el parón sufrido entre marzo y junio pasados a causa del confinamiento domiciliario, el stock de pisos de alquiler en el país alcanzó máximos en las últimas semanas de diciembre.

De hecho, fue un 78% superior al que se registraba a comienzos del año antes de que se desatara la crisis sanitaria. Frente a los niveles más bajos de oferta, recogidos cuando el Gobierno decretó las medidas más restrictivas a la movilidad en plena Semana Santa de 2020, la oferta de viviendas se ha más que duplicado en apenas ocho meses.

INTERÉS POR CAMBIAR DE CASA

Junto a la bajada de los precios y al incremento de la oferta, sobre todo en los principales mercados, el interés por cambiar de casa se ha disparado después del confinamiento hasta crecer en el transcurso del año un 77% de media en España.

Idealista ha asegurado que sus visitas tocaron máximos del año a comienzos de junio, cuando las medidas de restricción a la movilidad empezaron a suavizarse. De hecho, la demanda de alquiler llegó hasta cuadruplicarse en algún momento del año y a finales de 2020 las visitas a Idealista eran tres veces más que las registradas durante el confinamiento.

El stock de pisos en el mercado de alquiler en las grandes capitales fue el que tiró de la oferta en toda España y provocó que muchas capitales comenzaran a ver caídas de los precios desde la vuelta a la normalidad tras el confinamiento.

Mientras Madrid y Barcelona acaparan la bolsa de viviendas en arrendamiento en España, en Granada, Sevilla, Málaga, Palma o Alicante el número de viviendas en el mercado de alquiler se ha duplicado en apenas 12 meses.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.