Cambian los esquemas en Barcelona. El que estaba considerado como uno de los distritos más económicos para adquirir una vivienda en la capital catalana se está convirtiendo en un lugar cada vez más caro para vivir. Ni Sarrià-Sant-Gervasi ni el Eixample, ni Ciutat Vella, la zona barcelonesa donde los precios van al alza es otra.

Nou Barris, uno de los diez distritos de la ciudad, lidera este crecimiento hasta 2020, según el estudio Residencial. Radiografía de un sector en crecimiento de JLL. El incremento de los precios de compraventa de viviendas entre 2019 y 2020 en la zona se sitúa en una progresión del 6,7%, posicionándose así como la zona donde el coste por alojamiento se está disparando más.

EXPECTATIVAS DE AUMENTO

Por detrás de este distrito se encuentran Sant Andreu y Gràcia, con un incremento previsto del 6,4% y el 5,1%, respectivamente. Las transacciones en 2018 crecieron un 2,6% respecto al año anterior, registrando cinco años consecutivos de crecimiento.

El aumento de los precios de Barcelona también se ha extendido a las poblaciones cercanas de la capital catalana como Sant Joan Despí y Sant Adrià de Besòs, ubicadas a menos de quince kilómetros de la ciudad. En esos municipios, el coste de compraventa en 2018 creció un 17,8% y un 9,4%, respectivamente, y las expectativas apuntan a que los precios irán al alza.

PRECIOS ESTABLES

En Barcelona ciudad, los precios han empezado a estabilizarse y actualmente el coste medio del metro cuadrado es de 4.219 euros. Sarrià-Sant Gervasi, el Eixample, Les Corts y Ciutat Vella son los cuatro distritos de la ciudad con los precios más altos.

Sant Andreu, Gracia y Nou Barris son las zonas de la capital catalana donde se espera un mayor incremento del precio de la vivienda. Estos distritos, según el estudio, “son donde se encuentran los precios más bajos y, por lo tanto, donde mayor recorrido existe”. En esa zona el precio de venta de los alojamientos se sitúa entre 1.500 euros y 4.000 euros por metro cuadrado de superficie.

INCREMENTO INTERANUAL DEL ALQUILER

El precio medio del arrendamiento en Barcelona supera en un 48% la media española. En concreto, en el conjunto del país el coste por metro cuadrado de superficie está en 8,52 euros, mientras que en Madrid alcanza los 13,51 euros y en la capital catalana llega a los 12,59 euros.

Respecto al precio de la vivienda de alquiler en España, durante el primer semestre de 2019 ha subido un 0,8% y encadena así cinco semestres al alza.