El volumen de contratación de oficinas alcanzó los 86.000 metros cuadrados en Barcelona durante el primer semestre de este año, un 59% menos que en el mismo periodo del año anterior, y los 131.000 metros cuadrados en Madrid, con una caída del 53%, según datos de la consultora Cushman & Wakefield.

La media del primer semestre de los últimos cinco años sitúa la contratación en 180.000 metros cuadarados en Barcelona. Además, hasta ahora, la disponibilidad no se ha visto afectada y, a cierre del segundo trimestre, Barcelona cuenta con un 4% de espacio disponible.

OPTIMISMO A PESAR DE LAS MALAS CIFRAS

El precio medio en las zonas prime a cierre del semestre se mantiene igual que la del cierre de 2019, en 28,50 euros por metro cuadrado al mes en Barcelona. Por otro lado, la ciudad espera entregar 185.000 metros cuadrados de oficinas antes de finales de 2021 y el 40% de la oferta en construcción ya está comprometida.

Según Cushman & Wakefield, los grupos inversores siguen interesados en la capital catalana, pese a que el impacto del coronavirus deja un volumen de inversión en oficinas de 490 millones en Barcelona, debido a que, después del estado de alarma, muchas decisiones quedaron aplazadas.

Sin embargo, la firma cree que el mercado cuenta con liquidez y los inversores siguen analizando el escenario en la segunda ciudad más poblada de España.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.