ARCHIVADO EN:

El Gremi de Llibreters de Catalunya tiene buenas perspectivas para el Sant Jordi de este año. El gremio prevé un aumento de la facturación de hasta un 2% respecto al año pasado, y esperan que la coincidencia con la Semana Santa suponga una anticipación en la compra de libros por parte de los consumidores.

Para la presidenta del gremio, Maria Carme Ferrer, el hecho de que los ciudadanos hayan salido de vacaciones fuera de Barcelona favorecerá la venta de libros en lugares de playa y montaña en pequeños establecimientos, con cierto adelanto en la venta de libros.

Asimismo, los libreros han organizado fiestas previas de Sant Jordi para adelantar de algún modo las compras durante la semana anterior. Por ejemplo, el sábado 13 de abril se celebró un Sant Jordi avanzado en Vic (Barcelona); el jueves se hizo una merienda literaria en Torroella de Montgrí (Girona), y se dio un pistoletazo de salida el día 20 en Girona con escritores catalanes firmando.

22 MILLONES DE FACTURACIÓN

Sobre el hecho de que un Sant Jordi caiga en plena campaña electoral, el gremio ha descartado que afecte a la marcha y al tono de de la jornada, ya que la prioridad la seguirán teniendo las paradas de libros: "No nos afectará. Es una tradición y una fiesta", ha asegurado Ferrer.

El presidente de la Cambra del Llibre, Patrici Tixis, detalló que durante la campaña de Sant Jordi se alcanzará una facturación de unos 22 millones de euros y se venderán unos 1,5 millones de libros entre 50.000 títulos diferentes. De esta variedad de 50.000 títulos, los más vendidos representan el 5% del total, según los rankings de ventas de Libridata.

LIBROS MÁS VENDIDOS

Entre los libros de ficción más vendidos en catalán en la útlima quincena del mes se encuentran 'El fill de l'italià', de Rafael Nadal; 'El millor d'anar és tornar', de Albert Espinosa, y 'El fibló', de Sílvia Soler. En ficción castellana, los más vendidos durante el mismo período han sido 'Sakura', de Matilde Asensi; 'Lo mejor de ir es volver', de Albert Espinosa, y 'Esa bruma insensata', de Enrique Vila-Matas.

No obstante, entre los libros más vendidos estará, según la previsión de los libreros, la literatura infantil y juvenil --en consonancia con lo más vendido regularmente--, y en el terreno de la ficción de adultos, la novela policíaca e histórica y romántica. Mientras, la no ficción está liderada por la venta de libros políticos.

20% MÁS DE PARADAS

Sobre la organización de la jornada en la capital catalana, por la que transitarán 1,2 millones de personas, el gremio ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona para que haya actividad en todos los barrios de la ciudad.

De este modo, se han ampliado los espacios con paradas de venta de libros incorporados el pasado año --Balmes, Diagonal y Consell de Cent-- y se ha añadido la calle Còrsega, un planteamiento que permitirá un sistema de conectores entre paseo de Gràcia y Rambla Catalunya.

Así, los visitantes de Sant Jordi podrán trazar una suerte de circuito con la presencia de un 20% más de paradas respecto al año anterior. Asimismo, la ciudad tendrá pools temáticos, como el paseo Sant Joan especializado en literatura infantil, juvenil y álbum ilustrado, o la plaza Vicenç Martorell del Raval con puestos dedicados al diseño, arte y fotografía.