Bajan los ingresos de las zonas azul y verde de Barcelona. El servicio, gestionado por la empresa pública Barcelona Serveis Municipals (B:SM), ha dejado de ingresar 2,1 millones de euros en 2018 si se compara con el ejercicio anterior. Ello supone una bajada de ingresos del 5,7%. ¿El motivo? La drástica eliminación de plazas llevada a cabo en los últimos años en las zonas azul y verde de la ciudad, indica un portavoz de B:SM. 

"En el estacionamiento regular de superficie (AREA) se ha producido una bajada de la oferta de plazas, fruto de las políticas de recuperación del espacio público para los viandantes, el transporte público, el transporte de mercaderías y los modelos de transporte de baja velocidad (superislas, Área DUM, carriles bici y carriles bus)", añaden las mismas fuentes. 

ELIMINACIÓN DE PLAZAS

En concreto, este 2018 las plazas de zona azul han disminuido un 10,2%, pasando de las 8.453 plazas en 2017 a 7.593 en 2018, lo que suponen 860 plazas menos. En lo que se refiere a la zona verde, la disminución en términos relativos ha sido menor, de un 5,7%, pasando de las 39.163 plazas en 2017 a las 36.926 plazas de 2018 (2.237 menos). 

Todo ello ha repercutido negativamente en las cuentas de B:SM, que acumula dos años de pérdida de ingresos de las zonas azul y verde por las políticas de movilidad puestas en marcha desde la llegada de Ada Colau al Ayuntamiento. Es lo que se conoce como coste de oportunidad, que viene motivado por el incremento de los carriles bici y bus en la ciudad.

No obstante, un portavoz de B:SM matiza que desde 2016 se ha consolidado el pago de las zonas azul y verde durante el mes de agosto para los no residentes. "Esta medida se ha tomado con el objetivo prioritario de fomentar la movilidad más saludable y más segura en la ciudad de Barcelona", explica, aunque no ha sido suficiente para compensar las pérdidas que supone la eliminación de plazas en la ciudad. 

CAÍDAS EN 2017

En 2017 ya se produjo una caída de los ingresos de las zonas de estacionamiento regulado si se compara con el ejercicio anterior. Según las cuentas de B:SM, se pasó de los 38,94 millones de euros en 2016 a 37,69 millones en 2017, lo que supone una bajada del 3,30%. Todavía más drástica es la caída si se comparan los ingresos de 2016 --cifra más alta desde 2012-- con los de 2018. En ese caso, la diferencia es de 3,37 millones de euros, una bajada de ingresos del 9.49%.

Tal y como se puede apreciar en la tabla, las políticas de movilidad puestas en marcha por el gobierno de Ada Colau apenas afectaron a los ingresos de las zonas de estacionamiento en el espacio público durante sus primeros dos años de mandato. Al contrario, durante esos dos años --2015 y 2016-- los beneficios por las zonas azul y verde experimentaron un fuerte crecimiento.

Según las fuentes consultadas por este medio, el empuje se debe a las políticas impulsadas por el anterior gobierno municipal, dirigido por Xavier Trias. A partir de 2016, los ingresos comenzaron a menguar al surtir efecto las nuevas políticas de movilidad diseñadas por los comunes, donde el vehículo privado ha cedido espacio a la bicicleta, el transporte público y el espacio para los peatones.

UNIDAD AÑO INGRESOS
AREA 2012 36.444
AREA 2013 36.006
AREA 2014 35.737
AREA 2015 36.668
AREA 2016 38.941
AREA 2017 37.696
AREA 2018 35.564