La energética Holaluz ha cerrado el ejercicio fiscal de 2019 con un aumento de las ventas consolidadas del 39% y ha alcanzado unos ingresos de 208,81 millones de euros.

La comercializadora de electricidad obtenida de fuentes renovables ha dado a conocer estos datos tras la celebración de su junta de accionistas, la primera desde que decidió salir a bolsa, y que ha llevado a cabo por vía telemática por culpa de la crisis del Covid-19.

DOBLAN LOS BENEFICIOS

En un comunicado, la presidenta ejecutiva, Carlota Pi, se ha mostrado "satisfecha" por los resultados obtenidos en el cuarto trimestre del último año natural, y por "la evolución positiva" de los objetivos en los dos primeros meses de 2020.

De esta manera, a fecha de 30 de septiembre de 2019, Holaluz logró un Ebitda (beneficios antes de impuestos) de 2,61 millones de euros, el doble que en 2018.

BUSCAN LLEGAR AL MILLÓN

Los accionistas, además, han acordado el nombramiento como miembro del Consejo de Administración de Geroa Pentsioak EPSV, representada por Virginia Oregui, que hasta ahora figuraba a título personal.

La empresa cuenta con una plantilla de 188 empelados y espera alcanzar el millón de clientes y las 50.000 instalaciones fotovoltaicas para finales de 2023.