El emir de Qatar Tamim bin Hamad Al Thani posee una gran fortuna en Barcelona / EUROPA PRESS
El emir de Qatar Tamim bin Hamad Al Thani posee una gran fortuna en Barcelona / EUROPA PRESS

El interés de Qatar por invertir en Barcelona: su aportación millonaria a la ciudad

El país árabe amasa una gran fortuna y posee una parte importante de propiedades en la capital

Guardar
Periodista

Quedan pocas horas para que empiece el Mundial y los ojos se posan sobre Qatar. Desde que se dio a conocer la noticia, estallaron las críticas en países occidentales debido a las polémicas que rodean a la monarquía absoluta árabe. Esto se debe a las denuncias de distintos organismos, como Amnistía Internacional, por la violación de los derechos humanos en dicho país. Hay quien cree que Qatar trata de blanquear su imagen a través de grandes eventos como este, pero la verdad va mucho más allá. El deporte es tan solo una excusa para su verdadero objetivo: ganar poder económico.

Situado en el Golfo Pérsico, Qatar ha conseguido amasar una enorme fortuna y ganar presencia en países occidentales gracias a las grandes inversiones de su fondo público Qatar Investment Authority (QIA). Su riqueza se compone en gran medida por bienes inmuebles y participaciones en empresas de países extranjeros, como el aeropuerto de Heathrow de Londres o el Empire State de Nueva York. Sin embargo, no hace falta irse tan lejos para darse cuenta del alcance del imperio catarí. También ha hecho inversiones destacadas en Barcelona, sobre todo entre 2010 y 2017.

PRESENCIA DE QATAR EN BARCELONA

El primer contacto de Qatar con la capital catalana se remonta a 2010 con lo que sería una de sus relaciones más mediáticas: el patrocinio del FC Barcelona. El Barça inició su relación comercial tras la victoria de Sandro Rosell en las elecciones presidenciales del 13 de junio. El entonces vicepresidente económico, Javier Faus, cerró un acuerdo con Qatar para el patrocinio del equipo por 30 - 35 millones de euros anuales bajo la marca Qatar Foundation, que dos años después pasaría a llamarse Qatar Airways. El acuerdo, que entró en vigor en enero de 2011, permaneció hasta 2016. 

En 2015 y con Josep Maria Bartomeu como presidente, Faus renegoció las condiciones de un nuevo contrato con Qatar: la cifra de patrocinio ascendió a los 60 millones de euros anuales. Tras una temporada llena de éxitos en las que el Barça ganó la Liga, la Copa del Rey y la Champions, Bartomeu quiso cambiar las condiciones pactadas por Faus. El presidente pidió más dinero a los catarís, a lo que ellos se negaron. 

Imagen de la presentación oficial de la camiseta del Barça con Qatar Airways / Archivo
Imagen de la presentación oficial de la camiseta del Barça con Qatar Airways / Archivo

A pesar de que el patrocinio de Qatar continuó hasta 2017, la relación con los directivos del FC Barcelona acabó mal. Curiosamente, ese mismo verano, el PSG --club controlado por el fondo catarí desde 2011-- pagó los 222 millones de euros de cláusula de rescisión del contrato de Neymar con el Barça. Después de esto, Rakuten pasó a ser el patrocinador del Barça y más recientemente la conocida plataforma de música Spotify.

INVERSIONES INMOBILIARIAS

Además de las inversiones deportivas, la QIA también ha echado el ojo al sector inmobiliario barcelonés. Sus negocios en este sector empezaron en 2013 con la compra del Hotel W Barcelona --conocido popularmente como Hotel Vela-- por la increíble cifra de 200 millones de euros. La transacción se enmarcó en las necesidades de liquidez de los socios del hotel: las constructoras FCCComsa y OHL, esta última presidida por el empresario Juan Miguel Villar Mir, y el grupo Godia, controlada por Liliana Godia y su marido, Manuel Torreblanca. Cada uno de ellos era propietario de un 25%.

El Hotel Vela de Barcelona / ARCHIVO
El Hotel Vela de Barcelona, diseñado por el arquitecto Ricardo Bofill / ARCHIVO

INTERÉS EN HOTELES

Un año después, en 2014, el fondo propiedad de las fuerzas armadas de Qatar (QAFIP) compra otro hotel. En este caso, el Renaissance --situado en la calle de Pau Claris 112-- por un total de 78,5 millones de euros. El establecimiento era propiedad de la cadena AC y pasó a manos de Marriot con la integración de ambas compañías. Las inversiones de Qatar en el sector hotelero se produjeron en un momento decisivo para Barcelona. Grandes cadenas internacionales de hoteles, como el Hyatt o FourSeasons, mostraban interés en aterrizar en la capital por su potencial turístico. Y los catarís no iban a ser menos.

Imagen del Hotel Renaissance de la calle de Pau Claris
Imagen del Hotel Renaissance de la calle de Pau Claris

En abril de ese mismo año se produce unas de las inversiones más importantes de Qatar ya no solo para Barcelona, sino también para España. El fondo Qatar Investment tomó una participación del 3'78% de Colonial, una de las inmobiliarias más potentes del país, con Pere Viñolas como director ejecutivo. Cuatro años después, en 2018, Qatar pasó a ser el principal accionista con la compra de la participación del 22% por 718 millones de euros.

MARINA PORT VELL

La última compra que se conoce del grupo de inversión catarí en Barcelona es la del 50% de Marina Port Vell, el taller y amarre de yates de lujo instalado en pleno barrio de la Barceloneta. Aunque en este caso la inversión fue menor que en las anteriores, la operación reforzó la posición de Qatar en Barcelona y también implicó otro gran peso estratégico.

CONEXIÓN BARCELONA - DOHA

Las relaciones entre la compañía aérea Qatar Airways y el Aeropuerto de Barcelona- El Prat empezaron en junio de 2006, cuando los catarís inauguraron un vuelo directo entre Barcelona y Doha, su capital, con una frecuencia de dos veces por semana. Desde 2014, Barcelona se convirtió en polo turístico de los visitantes procedentes de Qatar, sobre todo impulsado por la atracción del patrocinio del Barça. La comunicación entre ambas ciudades se estrechó cada vez más hasta llegar a los dos vuelos directos diarios que Qatar Airways ofrece actualmente en el aeropuerto de El Prat. 

FUTURAS INVERSIONES

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani, anunció en una visita a España el pasado mayo un nuevo paquete de inversiones por un valor de 4.720 millones de euros. Aunque no se ha concretado en qué terrenos se ejecutarán estas inversiones, todo apunta a que la mayoría del dinero irá destinado al sector de las renovables.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.