ARCHIVADO EN:

La empresa Lidl ha inaugurado su nuevo centro situado en el histórico local de los Tres Molinos, en la salida de Barcelona por la Diagonal en dirección sur. El centro, en el que Lidl ha invertido 15 millones de euros en llevar a cabo una profunda rehabilitación, se ha convertido en su tienda referente en eficiencia energética.

El nuevo supermercado, que abrirá sus puertas al público el día 7 de febrero, cuenta con una superficie de 1.8000 metros cuadrados y una zona de aparcamiento para 150 vehículos, en la que habrá cuatro estaciones de carga para vehículos eléctricos, y su apertura ha creado 40 empleos nuevos.

El edificio dispone de un novedoso sistema de climatización por zonas, que le permitirá un ahorro energético de un 20 %. Además, para iluminar las instalaciones se ha utilizado la última tecnología led, que permitirá un ahorro de un 80 % respecto a las luces convencionales. Además, las instalaciones serán controladas por un sistema domótico inteligente.

PROYECTO SINGULAR

Para la reforma del espacio se han seguido las pautas de patrimonio artístico protegido y se han integrado dentro del espacio los tres molinos y se han respetado los elementos más tradicionales e icónicos, como los muros de la fachada que dan a la Ronda de Dalt.

Según Ana Luño, Directora Regional de Lidl en Cataluña “se trata de un proyecto singular y único en toda España, que nos permite recuperar un espacio emblemático para la ciudad de Barcelona. Un espacio que durante muchos años se convirtió en el punto de referencia de celebraciones y que después de varios años cerrado, esperamos vuelva a formar parte de la vida de todos los ciudadanos”.