El Polígono Industrial de la Zona Franca ha presentado un proyecto de apoyo tecnológico a los nuevos prototipos industriales para contribuir a la modernización productiva. Es por ello que, según indica El Consorci en un comunicado, el delegado especial del Estado en la entidad, Jordi Cornet, ha reestructurado el organigrama y ha nombrado directora general a Blanca Sorigué, que pasa a ser la primera mujer directora general de la historia de esta entidad centenaria.

El objetivo –ha indicado– es “ayudar a las pequeñas y medianas empresas y ser catalizador de la transformación productiva hacia la industria 4.0, contribuyendo así a que Barcelona recupere protagonismo como nodo internacional de la nueva economía globalizada”. El Consorci quiere compaginar este papel dinamizador con proyectos que responden a su compromiso social de “promover vivienda asequible y de alquiler en los nuevos barrios de la ciudad, ante la falta de vivienda accesible para las jóvenes generaciones de barceloneses”.

Es por ello que ha querido recordar que esta reorientación hacia la nueva economía y fomento de las actividades transformadoras se produce en la ciudad “en un momento especialmente crucial en el que la industria ha recuperado protagonismo como motor de exportación”. En este sentido, el Consorci añade que “se precisa reforzar las infraestructuras tecnológicas hacia una producción industrial digitalizada y en el que las empresas cuentan con recursos para la inversión en bienes de equipo”.

Por el momento, la aceleradora situará sus dependencias y prototipos en la propia sede del Consorci. Asimismo, la entidad ha anunciado que “ya se trabajan concursos públicos para este proyecto de construcción de naves para la industria 4.0 y pymes, complejo que se ubicará en el corazón de la Zona Franca, en la esquina de la calle 3 con la calle A, ocupando dos espacios que suman 43.000 metros cuadrados en la parcela de la antigua factoría SEAT”.

INVERSIÓN DE 10 MILLONES DE EUROS

El proyecto cuenta con una inversión inicial para este 2018 de 10 millones de euros y el conjunto de la inversión requerida estará entre los 25 y 30 millones.

La actividad empresarial que se desarrolla en el polígono es en un 43 % de empresas del sector industrial, un 31 % de empresas dedicadas a la logística y un 25 % dedicadas a servicios, según la encuesta de Barcelona Regional de 2016, que también recogió que las empresas valoran con una nota del 7,7 sobre 10 la gestión que hace el CZFB del polígono.

El Consorci es una empresa pública dedicada a la promoción económica, guiada por el “espíritu de concertación” cuyo plenario está formado por representantes del gobierno español, del Ayuntamiento de Barcelona, así como de las principales entidades económicas de la ciudad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.