El precio del alquiler residencial en Barcelona es, de media, el más barato de todo Europa. Según el informe Tech Cites in motion de Savills, el coste en la capital catalana es de 224 euros por semana. En el top tres del ranking se encuentran Bengaluru, Chengdu y Buenos Aires, con unos precios que no alcanzan los 200 euros semanales.

El precio medio por el alquiler de una mesa en un espacio de coworking, por su parte, es de 340 euros al mes. Estos precios están muy por debajo de costes de ciudades como Nueva York, Hong Kong o Tokyo, que los alquileres alcanzan los 900 euros mensuales.

LOS COWORKING, AL ALZA

En Berlín y Barcelona se sitúan en un nivel semejante, alcanzando los 179 euros por semana y 224 euros, respectivamente. De media, el alquiler residencial en Barcelona es de 313 euros por semana y el precio para un espacio de coworking cada mes se sitúa en 528 euros.

Esta es una de las conclusiones del informe. “Los altos costes de alojamiento pueden disuadir a los jóvenes talentos de mudarse a otra ciudad”, apunta el estudio. En definitiva, los precios de la vivienda son un factor que los ciudadanos tienen en cuenta cuando deciden donde ubicar su oficina.

La expansión de los coworking va de la mano del crecimiento del sector tecnológico. Los espacios de oficinas flexibles han alcanzado hasta el 13% de la superficie total del mercado tanto en las ciudades de Londres como en Dublín.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.