Catalunya no puede quejarse del trato económico que recibe del Estado y, desde luego, España no la roba.

Este sería el resumen, rápido y abreviado, de la conferencia ex cátedra que ha dictado este miércoles Ángel de la Fuente, uno de los más reputados analistas españoles y director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA). Ante varias decenas de asistentes, De la Fuente, acompañado de un arsenal de datos que han sido expuestos en una pantalla, ha demostrado que las pretensiones de los economistas independentistas catalanes, sobre que Catalunya está siendo maltratada por el gobierno central de Madrid, son “una falacia”.

En el auditorio del CCCB de Barcelona, dentro del ciclo de conferencias auspiciado por Societat Civil Catalana, De la Fuente ha disertado de manera magistral, exponiendo que “los agravios que se lanzan desde la Generalitat no son reales” y que el origen 'jordipujoliano' de que 'España nos roba' (a los catalanes) no es más que “una mentira” que, no por repetida constantemente, no tiene razón de ser, números económicos en mano.

Doctor en Economía por la Universidad de Pennsylvania, aunque hecho profesionalmente en Barcelona, De la Fuente ha desmontado una a una las “falsedades o medias verdades” que se propician desde el máximo ente autonómico. En pocas palabras, él mismo ha recordado a Josep Borrell, autor de un libro de éxito que discutía el presunto agravio, recordando además que el actual ministro de Exteriores se ocupó de demostrar, antes de volver a un gobierno español, que “en los países normales, ni siquiera en Alemania, no se publican las balanzas fiscales; cosa que, sin embargo, sí se hace en España”, con luz y taquígrafos que demuestran que los números son los números, y que no engañan.

MENOS DEMAGOGIA

“Lo que lo que nos falta a todos en España, y especialmente en Catalunya, es más pedagogía y menos demagogia”, ha sentenciado De la Fuente. “Todo es mejorable, y la fórmula que se emplea, siendo equitativa en teoría, tiene defectos reparables. Pero de ahí ha afirmar que Catalunya es maltratada por España va un trecho muy largo. No hay que engañar a la gente, y ahora vamos a necesitar muchas décadas para revertir la situación”.

Decenas de personas han acudido a la conferencia / MIKI
Decenas de personas han acudido a la conferencia en el CCCB / MIKI

En ese sentido, De la fuente ha criticado la dejadez de los diferentes gobiernos españoles en intentar explicar la realidad económico-financiera-presupuestaria, dejando que las fuerzas independentistas catalanas y sus gobiernos “hayan manipulado y explicado mentiras sobre la financiación de las autonomías que conforman España y, en concreto, la de Catalunya”.

“La fórmula actual es buena, porque tiende a la igualación de todos los españoles”, ha dicho. “Se trata de mejorar las cosas que son mejorables, pero dudo mucho que se pueda encontrar algo mejor en otros países de nuestro entorno”.

MADRID Y BARCELONA

De la Fuente ha comparado los datos que afectan, en todos los aspectos económicos, a Catalunya y a la Comunidad de Madrid, y ha demostrado que ambas están a la par, en la zona media española, y que, por ser regiones ricas “es lógico que contribuyan a financiar a las que son más pobres. A eso se le llama igualdad”.

Como máximo, y a favor de las posiciones críticas, De la Fuente ha concedido que la política de inversión en obras públicas por parte de los distintos gobiernos españoles han sido y son “discutibles, y manifiestamente mejorables”. Ha puesto como ejemplo la tardanza en ejecutar el llamado Corredor del Mediterráneo' “que, por cierto, no es solo de Catalunya, sino también de otras comunidades”, en lugar de emplear recursos en obras menos importantes.

De la Fuente, con uno de sus gráficos en pantalla / MIKI
De la Fuente, con uno de sus gráficos reflejados en pantalla / MIKI

“En todo caso”, ha añadido, “habría que preguntarle al Govern catalán, y explicárselo a los catalanes, cuál es la carga fiscal que la Generalitat impone a sus propios ciudadanos”, con impuestos más altos que en otras comunidades para pagar cargos, subvenciones, prebendas, propaganda, embajadas, etc. "Y eso, sin contar con la fuga de empresas que, ante la situación de inseguridad, han trasladado sus sedes".

Una palabra final para resumir cómo considera los argumentos de los economistas independentistas catalanes: “Son puro cuento”.