A la empresa eCooltra no le preocupa que le quemen sus motocicletas. O eso se desprende de su gabinete de comunicación. La compañía de alquiler de vehículos, que opera en Barcelona desde mediados de 2016, no acaba de tener las ideas claras. Es difícil saber si le inquieta que le incineren sus motocicletas, dado que normaliza el hecho de que diversos de sus vehículos sirvieran como pasto para las barricadas durante las noches de los disturbios de la segunda quincena de octubre. 

El caos se apoderó de la ciudad en esa semana: contenedores en llamas, baldosas volando por los aires y motos calcinadas fueron una imagen repetida varios días. Entre ellas, las de la empresa de alquiler de motocicletas, que cuenta con 500 repartidas por toda Barcelona. De hecho, algunos radicales utilizaban a conciencia las motos de eCooltra, a las que no tienen en estima. Diferencian claramente entre los vehículos particulares y los que son de empresas, arremetiendo contra estos últimos por ser un bien mercantilista. Los antisistema tienen claro lo que defienden. eCooltra no.

NORMALIDAD PARA ECOOLTRA

Consultados por este medio, el gabinete de comunicación externo de la empresa trató de restar importancia a lo ocurrido. En conversación con Metrópoli Abierta, una portavoz reiteró que ve “normal” la quema de sus vehículos durante los disturbios y que las afectaciones no han sido mucho más grandes que durante otros meses del año.

Así, por ejemplo, las mismas fuentes equiparan la incineración de motos a los daños que se puedan originar durante "una cabalgata, donde alguien puede dañar una moto con un golpe". Por extraño que parezca, la portavoz reiteró que los desperfectos ocasionados durante las protestas contra la sentencia del procés entra dentro de la normalidad para la compañía. 

CONTRADICCIONES

Una versión que difiere del comunicado que emitió eCooltra el pasado 16 de octubre. Tras sufrir daños irreparables en sus motos durante dos días consecutivos, la empresa informó del cese temporal de la actividad en algunas áreas de Barcelona. 

En el comunicado la empresa alegó que era por “motivos de seguridad”, tanto para su flota de motocicletas, como para sus clientes. De este modo, la compañía dejó de operar en algunas zonas de Barcelona con el objetivo de prevenir daños.

Ahora, eCooltra se contradice y trata de pasar por alto lo ocurrido. Su gabinete de comunicación señala a este medio que la empresa “no ha sufrido pérdidas” y que el comunicado que lanzaron hace dos semanas fue “demasiado alarmista”. Además, se han negado a facilitar datos sobre el balance de daños para la empresa o el testimonio de algún portavoz oficial de eCooltra, cuyos directivos mantienen el silencio.

IGUAL QUE UN "DESFILE"

Su CEO es Oriol Marimón-Clos, quien puso en aprietos a la empresa por su militancia independentista en las redes sociales. Tras las críticas, Marimón-Clos cerró su cuenta de Twitter, donde solía comentar la actualidad política. 

La ideología del consejero delegado no fue un obstáculo para que la empresa tomara cartas en el asunto durante las protestas contra la sentencia a los líderes del procés. Tras la tormenta política, eCooltra se tira atrás y se desdice del contenido del comunicado emitido el 16 de octubre.

Sobre el mismo, la empresa ha comentado a este medio que el desvío y la cancelación del servicio en algunas zonas de Barcelona “es normal” siempre que sucede algún acontecimiento importante. Las mismas fuentes, además, han alegado que cuando hay un “desfile, una manifestación y una cabalgata” la empresa toma las mismas decisiones que las que decidió durante los altercados en la capital catalana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.