La empresa Dormity, productora y comercial de colchones, registró en 2020 una acusada caída de sus ventas debido a los problemas derivados del Covid. Así, la facturación queda por debajo de los 22,7 millones de 2019.

El coronavirus ha surtido efectos negativos sobre la casa. La fábrica de Rubí, donde se manufacturan los colchones, tuvo que cerrar sus puertas temporalmente. Lo mismo ocurrió con la extensa red de tiendas. Los trabajadores del grupo, cerca de 200 personas, entraron en expedientes de regulación temporal.

Fábrica de Grupo Dormity en Rubí / MA
Fábrica de Grupo Dormity en Rubí / MA

QUITAS Y REBAJA DE ALQUILERES

La compañía confeccionó una nueva planificación de compras y negoció aplazamientos de pago con los principales proveedores. Asimismo pactó quitas, rebajas y diferimientos con los arrendadores de los locales comerciales que ocupa. Todo ello contribuyó a liberar tensiones de tesorería.

Antes de que estallara la pandemia, en julio de 2019, la banca acreedora de Dormity se avino a reestructurar la deuda, cifrada en 9 millones, con el objetivo de pasar a largo plazo los pasivos a corto.

DOS GENERACIONES

Pero explotó el virus y el acuerdo quedó pronto desfasado. En julio último se firmó una modificación, consistente en otorgar una carencia de 12 meses al principal y a los contratos de arrendamiento financiero o leasings.

Grupo Dormity cuenta con doce años de existencia. Su propietario y administrador único es David Sánchez Farrán, segunda generación de fabricantes de artículos para el reposo.

Una imagen de archivo de David Sánchez, fundador de Dormity y nuevo presidente de Comertia
David Sánchez, fundador de Dormity

APLAZAMIENTOS

El grupo experimentó un crecimiento muy rápido, acometió fuertes inversiones y puso en servicio 54 establecimientos casi todos ellos en Cataluña, salvo cuatro sitos en Euskadi y uno en Andorra.

La velocidad de expansión resultó indigesta y en 2019 David Sánchez se vio forzado a negociar con la banca nuevos plazos de amortización de los créditos recibidos. También enajenó un terreno por 1,4 millones, que sirvió para cancelar algunas deudas.

FILIALES

La empresa Dormity está integrada de forma vertical. La fabricación se lleva a cabo en la factoría de Rubí, de 5.000 metros cuadrados. En el recinto fabril se manufacturan las tapicerías, cabezales, colchones y somieres, que luego distribuye por medio de su cadena de tiendas.

El grupo Dormity lo forman tres empresas. La sociedad de cabecera es Dormity Holding, de la que dependen otras dos compañías, Sueños Logística y Somnika Beds.

PATRIMONIO

Este conglomerado textil cuenta con unos módicos fondos propios consolidados de 689.000 euros. El activo incluye algunos inmuebles valorados en 1,8 millones, además de maquinaria y otro utillaje instalados en su planta industrial por valor de 11,7 millones.

Tienda Dormity en Barcelona / MA
Tienda Dormity en Barcelona / MA

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.