Paco Sierra, portavoz de Ciutadans, se ha mostrado muy crítico con la política económica del gobierno de Barcelona, que lideran Ada Colau y Jaume Collboni. Sierra ha calificado de “atraco a las empresas” las nuevas tasas de las terrazas, con incrementos entre el 400 y el 700% en algunos establecimientos del centro. “Eso es afán recaudatorio, una guerra que ya estaba declarada al sector de la restauración. Un atraco”.

El concejal de la formación naranja, en declaraciones a Metrópoli Abierta, ha cuestionado la experiencia de los comunes para gestionar los problemas reales de Barcelona. También ha criticado la complicidad del PSC con los postulados dogmáticos de Colau: “El principal problema de este gobierno municipal que es muy similar al anterior es que está formado por personas que no han trabajado, que no saben lo que es una nómina, lo que cuestan unos seguros sociales, lo que tiene que pagar un empresario de impuestos, los costes, las inversiones que tiene que hacer a nivel personal y patrimonial de jugarse sus ahorros e hipotecarse para generar empleo y riqueza”.

LA POSTURA DEL PSC

Sierra, muy crítico, ha añadido: “Lo más triste es la postura del PSC, que se subió a nuestro barco en las protestas contra la anterior ordenanza de terrazas aprobada por la antigua Convergència y el PP. El problema es que Jaume Collboni está ahora en el gobierno y tiene una jefa antiterrazas y antiactividad privada”.

El portavoz de Ciutadans teme que la presión fiscal del Ayuntamiento se cobre muchas víctimas entre los pequeños comerciantes y ha augurado que “Barcelona volverá a ser una ciudad gris, con muy poca actividad comercial, con miseria, similar a la Barcelona anterior de los Juegos Olímpicos”. “Autónomos, pequeñas empresas y negocios familiares tendrán que cerrar si no pueden sostener las terrazas”, ha recalcado.

EL CASO DEL BORN

En su análisis de los problemas del sector de la restauración, Sierra ha denunciado que Colau quiera esa miseria para que luego la voten”. Y ha citado un ejemplo. “Hay un restaurador del Born que tiene muchos establecimientos que un día le dieron un premio y al siguiente le quitaron dos mesas de las seis que tenía en su terraza. Al día siguiente, en ese espacio libre se había instalado ya un vendedor ambulante”.

Sierra asume que la cancelación del Mobile afectará a muchos sectores de la economía de Barcelona y ha criticado la falta de liderazgo de Colau después de que las primeras empresas anunciaran su ausencia del certamen. También ha censurado su “falta de emprendimiento”. Y ha sentenciado: “Una alcaldesa debe ser una gestora, no una activista”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.