ARCHIVADO EN:

Siete comercios de la plaza de Gal·la Placídia, situados en apenas 100 metros, han bajado la persiana con el confinamiento. Calzados, viajes y ropa de la casa son algunas de las actividades que se han visto obligadas a cerrar.

Detrás de la clausura de estas tiendas está la bajada de ingresos, tras casi tres meses cerrados, y a nivel más general los elevados precios de los alquileres. Los locales se encuentran en la acera de Gràcia de la plaza, ha avanzado Betevé.

ZONA SENSIBLE CON OBRAS

La asociación de comerciantes El Portal de La Llibertat ha comentado a la cadena municipal que Gal·la Placídia es una "zona sensible", con poca connectividad y que ha estado afectada por distintas obras que han afectado al comercio.

Desde la entidad de comerciantes también se considera que los negocios que no están asociados tienen más riesgo de cerrar porque, si están solos, cuesta más de aguantar en momentos de crisis. 

MÁS CIERRES ENTRE LOS NO ASOCIADOS

A modo de ejemplo, El Portal de La Llibertat dice que entre sus asociados, alrededor de un centenar, solo ha cerrado un comercio. En cambio, en la zona comprendida entre Gran de Gràcia, rambla de Prat, via Augusta y travessera de Gràcia han clausurado una veintena.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.