El mercado del cotrabajo ha batido un nuevo record en Barcelona. En los seis primeros meses del año los centros de 'coworking' ya han contratado una suma de 56.080 metros cuadrados, lo cual significa un aumento respecto a 2018, cuando coparon un total de 46.700 metros cuadraros, según publica un informe de la consultora inmobiliaria Forcadell sobre la situación del mercado del coworking en el segundo trimestre del año.

LAS CAUSAS DEL INCREMENTO

Las razones por las que los centros de coworking están apropiándose de una mayor cantidad de metros cuadrados de la capital catalana son la llegada de nuevos operadores de espacios flexibles y compañías extranjeras a la ciudad.

Algunas de ellas son las firmas Loom, Talent Garden, Wojo y FirstWorkPlaces. Además, la reciente alianza entre CustomSuits y El Corte Inglés también explica por qué los centros de cotrabajo ya disponen de casi 10.000 metros cuadrados más que en el conjunto de 2018. 

Forcadell ha indicado en un comunicado que el fenómeno de los espacios compartidos se ha hecho un hueco en el mercado de oficinas de Barcelona para atender la demanda de empresas emergentes, pymes y multinacionales, y también para convertirse en un gestor de oficinas repletos de múltiples servicios.