Las asociaciones de comerciantes han exigido a la Generalitat poder reabrir inmediatamente ante el "grave perjuicio económico y laboral" que supone la "anulación" del Black Friday y la campaña de Navidad.

Los centros comerciales así lo han reivindicado en un comunicado en el que piden no tener que esperar hasta el 21 de diciembre para abrir –tal como contempla el plan de desescalada del Procicat–.

VEN "PELIGRAR" LA CAMPAÑA NAVIDEÑA

El comercio ha dicho que ve "peligrar" la campaña navideña, la "última oportunidad" para tratar de lograr "cierta reactivación tras un año tremendamente complicado", y ha lamentado que las medidas anunciadas generen "una gran inseguridad a los ciudadanos, que optarán por realizar sus compras a través de internet", lo que perjudicará todavía más al comercio local.

Han apuntado además que se generará un "agravio comparativo" con los grandes actores del comercio electrónico, así como una "discriminación" con los negocios ubicados en centros comerciales frente a los que están a pie de calle.

"DESASTROSAS" CONSECUENCIAS ECONÓMICAS

Asimismo, han alegado que cumplen con "los más estrictos protocolos de seguridad" y reclaman poder volver a abrir tras las inversiones realizadas para garantizar el cumplimento de las medidas sanitarias que suman más de 30 millones de euros.

"La reapertura de centros y parques comerciales anunciada por la Generalitat en la fase 4 de la desescalada (prevista para el 21 de diciembre) ocasionaría unas desastrosas consecuencias económicas para todo el sector comercial que se sumaría al registrado durante una crisis que dura ya más de ocho meses", han señalado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.