Como en el fútbol, también hay una Champions League de ciudades. En su caso, los goles se meten gracias a la capacidad/calidad del turismo urbano que exhibe cada una de ellas. En esta Liga de Campeonas sólo caben las 50 principales, es un Top-50 selectivo -aún no existe ránking- en el que hay en juego una serie de indicadores turísticos que pondrán en su sitio a cada participante. Es decir, que no se trata tan sólo de tener muchas pernoctaciones hoteleras, sino de ofrecer un cóctel de diferentes sectores/valores que le den a cada candidata unos puntos para escalar en la clasificación.

Barcelona, como su famoso equipo de fútbol, está disputando esa Champions turística, en este caso no tan sólo a escala europea sino mundial. Ya tiene a Messi en el Camp Nou, pero ese no es suficiente argumento para ganar este campeonato del turismo.

“Si Barcelona quiere seguir disputando esta Champions, va a tener que activarse. Tiene muchos atractivos y goza de un reconocimiento internacional incuestionable, pero todo se mueve y el turismo también está cambiando”, ha dicho Ángel Díaz, presidente de Advanced Leisure Services, durante la celebración de la primera cumbre sobre turismo Barcelona Global Summit, celebrada en el CaixaForum y cuyo lema (Innovación en Turismo Urbano) resume a las claras de qué va la convocatoria organizada por Barcelona Global

Durante la jornada han sido presentadas diversas propuestas para potenciar la relación entre la ciudad y el turismo como motor de desarrollo económico, bienestar y proyección internacional, que parten del análisis de los retos de Barcelona como destino turístico y de cómo otras ciudades han conseguido afrontar desafíos similares.

¿QUE PUEDE APRENDER BARCELONA?
Entre esas ciudades con proyectos -realizados o por realizar- han estado presentes en la cumbre Nueva York, Miami, Ciudad del Cabo y Amsterdam, representadas y explicadas por responsables de sus respectivos departamentos consistoriales.

La cumbre ha reunido a numerosas personas en CaixaForum / MIKI
La cumbre sobre turismo ha llevado a CaixaForum a gente reconocida / MIKI

Para completar esa nueva visión del turismo urbano, ya enfocada en Barcelona, se han celebrado varios paneles en los que han intervenido, entre otros, la arquitecta Benedetta Tagliabue, el chef Ramon Freixa, el doctor Antonio de Lacy; Fernando Aleu, director del Instituto Español Reina Sofía de Nueva York; Pau Guardans, vicepresidente de Barcelona Global o Juan Julià, fundador de Axel Hotels.

La intención de los organizadores ha sido que Barcelona, tanto en su ámbito público como privado, conozca qué se está haciendo en otras ciudades que juegan esta Champions del turismo y, a partir de ahí, hacerse esta pregunta: ¿Qué puede aprender Barcelona? Qué puede aprender de lo que hacen o van a hacer los otros. Porque las ciudades se mueven con el mundo y hay que reinventarse constantemente. En este sentido, el propio Ángel Díaz ha puesto dos ejemplos barceloneses que necesitan revisión o que ya cuentan con un plan de futuro: La Rambla y el Paral·lel.

La Barcelona Global Summit tendrá más ediciones / MIKI
La Barcelona Global Summit tendrá más ediciones / MIKI

Durante el resto de la jornada han tenido lugar diversas mesas redondas en las que se han expuesto los casos de éxito de ciudades internacionales y se han concretado las propuestas de Barcelona Global.

Este primera edición del Barcelona Global Summit ha contado con la presencia del presidente de Barcelona Global, Gonzalo Rodés; del director territorial de CaixaBank en Barcelona, Jordi Nicolau; y de Maribel Rodriguez, directora regional en Europa y Latam del World Travel & Tourism Council.