Las fábricas Nissan de Barcelona encaran un momento decisivo en el que se conocerán los planes de inversión que siguen adelante. Uno de los proyectos de la reindustrialización de la compañía japonesa es el de LG Chem, un fabricante surcoreano de baterías, que baraja ubicar en la capital catalana una planta de baterías destinadas a los vehículos eléctricos que producirá Tesla en Alemania.

La compañía coreana es uno de los principales fabricantes en todo el mundo y plantea su expansión por el incremento del mercado de vehículos eléctricos que se prevé en los próximos años. Los planes de LG Chem pasan por el emplazamiento de las naves de Nissan en la Zona Franca de Barcelona a partir del 2023.

NUEVO MODELO DE BATERÍAS

La planta de Barcelona fabricaría un nuevo tipo de baterías cilíndricas de gran tamaño que está desarrollando la empresa de Elon Musk. Esta innovación supone un elemento clave para reducir los costes y mejorar la eficiencia en autonomía de la próxima generación de vehículos eléctricos.

Aunque Tesla tiene previsto producir baterías, LG Chem planea reforzar el suministro para los 500.000 coches anuales que ensamblará la compañía cuando alcance la capacidad máxima. 

MÁS PROYECTOS EN BARCELONA

En caso de ser Barcelona la elegida para ubicar el centro europeo de LG Chem, se crearían entre 1.500 y 2.000 empleos directos. No obstante, hay otras ciudades candidatas para albergar esta fábrica.

La compañía coreana no es la única interesada en la capital catalana. Schneider Electric, una compañía francesa, también estudia ubicar una fábrica –también de baterías– en el territorio. Además, un consorcio formado por Gobierno, Seat, Iberdrola, Telefónica, Caixabank, Gestamp y Antolin tiene el proyecto de construir una planta para proveer a Martorell, cuya ubicación está todavía por decidir.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.