Adiós a la marca de tallas grandes de Mango. La compañía barcelonesa fundada por Isak Andic ha integrado Violeta by Mango a la colección general de mujer. A partir de la semana que viene las más de 500 referencias de la marca se podrán encontrar en los establecimientos de Mango. Esta decisión supondrá el cierre de 12 tiendas Violenta y las prendas de medidas grandes pasarán a ofrecerse en Mango Woman.

AMPLIACIÓN DEL TALLAJE

La transición culminará en enero del 2022 con la integración de toda la colección en Mango Woman de forma definitiva. En este sentido, la firma catalana ampliará su oferta hasta la talla 54.

La compañía ha decidido extender el tallaje del resto de la colección, añadiendo las medidas 32 (XXS) y 46 (XXL) a casi todos los diseños de la colección femenina, con lo que Mango espera poder vestir a un mayor número de mujeres.

REBAJA DE PRECIOS

Con la integración de ambas marcas, la compañía también persigue rebajar los precios de las prendas grandes, ya que hasta ahora Violeta usaba patrones y materiales diferentes, lo que implicaba encarecer los costes.

Con todo, el grupo busca apostar por la inclusión y la diversidad de todo tipo de cuerpos y potenciar el negocio de las tallas grandes, reducir costes y bajar los precios de estas prendas. Esta unión, además, pondrá fin a años de críticas por separar a las mujeres de tallas que equivales a un cuerpo normativo de aquellos que no lo tienen.

Mango renueva su tienda del paseo de Gràcia de Barcelona / MANGO
Mango renueva su tienda del paseo de Gràcia de Barcelona / MANGO

CIERRE DE TIENDAS

De las 45 tiendas Violeta by Mango que hay en España, doce cerrarán y el resto se han traspasado a otras líneas de Mango y, según la multinacional barcelonesa, se está trabajando para reubicar o recolocar a sus trabajadores.

APUESTA POR EL E-COMMERCE

Además, Mango está apostando por el e-commerce. La multinacional barcelonesa creada por Isak Andic prevé llegar a los 1.000 millones de euros a través del canal online. El CEO de la compañía, Toni Ruiz, ha destacado recientemente que “el 42% de la facturación en 2020 vino a través de la página web” y de cara al futuro quieren seguir apostando por la venta en línea. Entre los retos de la multinacional del retail se encuentran la transformación digital, la sostenibilidad, la identificación y el desarrollo de oportunidades en productos y nuevas categorías, así como el nuevo rol de la tienda física.

Mango cerró 2020 con una facturación de 1.842 millones de euros, lo que supone un 23% menos a causa de la pandemia de coronavirus. Esta reducción de las ventas ha significado una caída interanual de los ingresos de 550 millones de euros; mientras que el ebitda se ha mantenido en los mismos niveles del año pasado, con 193 millones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.