ARCHIVADO EN:

Las okupaciones persisten en el Poble-sec. La peluquería Ligia, situada en el número 19 de la calle Vila i vilà del barrio del distrito de Sants-Montjuïc, ha sufrido un intento de okupación esta madrugada. Hasta hace pocos meses solía estar ubicada en el interior de una zona residencial colindante. 

Tal y como ha podido saber Metrópoli Abierta, el acto vandálico se ha producido por la noche cuando unos okupas han intentado forzar la persiana del local y okupar su interior. Según han confirmado los residentes a este medio de comunicación, los asaltantes también han roto los cristales de los coches cercanos al establecimiento. 

Cristales de uno de los vehículos reventados en la calle Albareda, muy cercana al lugar del intento de okupación / V.M.
Cristales de uno de los vehículos reventados en la calle Albareda, muy cercana al lugar del intento de okupación / V.M.

MÁS OKUPACIONES

Hace apenas unos meses, los Mossos d'Esquadra tapiaron un narcolocal situado a escasos metros de la peluquería. El inmueble, que había sido una antigua papelería, fue okupado con durante el confinamiento y se utilizaba como espacio de venta de estupefacientes. Los agentes policiales intervinieron todo tipo de sustancias y detuvieron a los narcotraficantes multireincidentes que sumaban 153 antecedentes. 

Esta zona del Poble-sec es una de las más afectadas por las mafias de la okupación. Las interminables obras del colector "anti-inundaciones" del Ayuntamiento de Barcelona, que mantienen la vía agujereada desde la calle Palaudàries hasta el paseo de Josep Carner, provocan un ambiente inseguro e insalubre para los vecinos. 

Las obras "anti-inundaciones" del Poble-sec, inundadas por las lluvias / V.M.
Las obras "anti-inundaciones" del Poble-sec, inundadas por las lluvias / V.M.

MAYOR PELIGRO PARA EL VECINDARIO

Los residentes de la zona explican que desde que comenzaron hace tres años la zona se ha degradado y esto ha provocado un "efecto llamada" para la delincuencia. Desde entonces son muchos los inmuebles que han sido okupados para dar respuesta a los drogadictos que circulan por la zona. La cercanía de la polémica narcosala Baluard, los centros de día de la fundación Arrels y los asentamientos en los jardines de Les Tres Xemeneies, también contribuyen a que haya más movimiento de la droga en el perímetro. 

Los vecinos también denunciaron hace un tiempo a Metrópoli Abierta el incremento de plagas de ratas por culpa de las excavaciones. 

Vista interior de la casa improvisada por los sintecho en una estructura de hormigón
Vista interior de la casa improvisada por sintechos en una estructura de hormigón de los jardines de Les Tres Xemeneies / V.M.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.