ARCHIVADO EN:

Can Batlló ha comenzado el año mostrando su "decepción e indignación" con el Ayuntamiento. La partida económica a la que se había comprometido el gobierno de Ada Colau para llevar a cabo la rehabilitación de los espacios vecinales finalmente no llegará.

CESIÓN DE LAS NAVES

En el mes de marzo de 2019, la comisión de Economía y Hacienda de Barcelona aprobó la concesión de más de 13.000 metros cuadrados en distintos espacios a la Associació Espai Comunitari i Veïnal Autogestionat de Can Batlló.

Este acuerdo se firmó con un propósito de responsabilidades compartidas, según el cual el consistorio sería responsable de los suministros, la rehabilitación, el mantenimiento y la seguridad del espacio, mientras que en manos de los vecinos quedarían los seguros, las tasas y los tributos derivados de la concesión y el mantenimiento.

Después de casi un año desde esta cesión, el Ayuntamiento se ha lavado las manos y ha enviado a Can Batlló a presentar proyectos en los presupuestos participativos.

Calle del recinto de Can Batlló / DGM
Calle del recinto de Can Batlló / DGM

12 MILLONES

La propuesta del espacio autogestionado cuantifica la rehabilitación en "12 millones de euros" y proponía un plazo de "dos mandatos municipales" para finalizarlo.

Así, en el primer mandato el objetivo sería rehabilitar algunas naves y redactar los proyectos constructivos con el objetivo que se pudieran licitar y finalizar durante el siguiente mandato.

Tras la negativa recibida este mes de febrero, ha requerido al consistorio que "rectifique y destine recursos en los equipamientos de proximidad" y, especialmente, el barrio de la Bordeta "necesitan la rehabilitación de los espacios vecinales y sociales de un espacio que fue abandonado y olvidado por la ciudad de Barcelona durante más de 30 años", según afirman desde Can Batlló.

DETECTORES Y EXTINTORES

En las antípodas de los 12 millones demandados por el espacio para llevar a cabo los trabajos de mantenimiento y rehabilitación de los espacios, el gobierno municipal destinará 47.207,81 euros a Can Batlló.

Esta partida, que el consistorio enmarca en las obras de rehabilitación de los locales de nave ocho del espacio, cubrirá los costes de la instalación de detectores de incendio y extinición automática.

PARQUE CENTRAL DE LA BORDETA

La negativa del Ayuntamiento a dotar de la financiación necesaria al recinto ubicado en el recinto de Sants-Montjuïc, contrasta con la insistencia en la que el gobierno municipal anunció la jornada "participativa" que se ha celebrado este miércoles para el futuro parque central de la Bordeta.

Con este anuncio, en el que se garantiza una extensión de 27.000 metros cuadrados con predominio de las zonas verdes donde actualmente se ubica el aparcamiento reconvertido en pistas polideportivas, la administración tapa el incumplimiento económico que ha cometido con Can Batlló.