Una plaga de galerucas, un coleóptero que se alimenta de hojas de olmo, está invadiendo las casas de los vecinos de Sant Andreu desde hace dos semanas. Hartos de la situación, hace unos días se pusieron en contacto con el consistorio y la respuesta que han obtenido –la han compartido a través de las redes sociales– ha sido desoladora para los de la zona sur de Sant Andreu.

“La galeruca del olmo no afecta a la salud de las personas, así que no se hará ningún tratamiento”, especifica el consistorio de Ada Colau a través de un mensaje. “Ya estamos acostumbrados a este tipo de falta de respeto a nuestra calidad de vida”, señalan los vecinos a continuación. En esta misma publicación añaden imágenes que muestran la evidencia. Insectos de color amarillo se han apoderado de sus terrazas y cristales.

SE METEN EN LAS CASAS

Tal como manifiestan algunos de ellos, han tenido que cerrar puertas y ventanas porque se colaban dentro de sus casas, sobre todo por las noches que es cuando los insectos buscan desesperadamente la luz. Se trata de una situación desagradable e incómoda, más ahora que el verano y el calor están en su punto más álgido.

A mediados de julio, los vecinos del barrio del Raval también alzaron la voz con una plaga de cucharas insoportable. El calor y la acumulación de basura son caldo de cultivo para las plagas de insectos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.