Acto vandálico en Barcelona. Hasta ocho lápidas del cementerio militar del cementerio de Sant Andreu fueron profanadas el lunes pasado en Barcelona. El panteón militar apareció con pintura marrón en varias tumbas del camposanto, según han contado varios usuarios en sus redes sociales durante esta semana y ha confirmado el mismo Ayuntamiento a este medio.

Fue un usuario de Facebook el que alarmó del suceso: “Cementerio militar de Barcelona profanado por independentistas de Paz”, asegura Francisco Jiménez, alegando que han “sobrepasado la línea” porque “no solo sacan a Franco, sino que ahora ultrajan a nuestros soldados difuntos”.

En este sentido, el usuario que publicó las imágenes declaró que "los autores de la profanación habrían sido independentistas". El acto vandálico coincidió con la resolución de la sentencia del Tribunal Supremo por el caso procés

Las imágenes de este hecho se difundieron a través de las redes y las reacciones fueron inmediatas y contundentes. “Sinvergüenzas” o “indeseables" fueron algunos insultos que recibieron los autores de las pintadas. 

"HECHO AISLADO"

Fuentes municipales consultadas por Metrópoli Abierta han asegurado que esta acción sería un “hecho aislado” y, por el momento, desde el Ayuntamiento de Barcelona han descartado denunciar formalmente el ataque vandálico en el panteón militar de la ciudad. Por contra, la Inspección General del Ejército sí que ha denunciado los hechos ante los Mossos d’Esquadra.

Cementerios de Barcelona se ha coordinado con el Ministerio de Defensa para limpiar las lápidas y, desde el consistorio, han señalado que la pintura “no ha producido desperfectos” a las tumbas, que ya han recuperado su aspecto original y se pueden visitar con total normalidad.

ÚNICO CEMENTERIO MILITAR EN BARCELONA

El panteón, que lleva el nombre de Monument al Soldat, es el único en la ciudad de Barcelona y fue construido en pleno franquismo. La idea era poder dar sepultura a aquellos militares que no tenían suficientes recursos para poderse costear un entierro.

Además, una vez al año, hacia el mes de noviembre, el Ejército de Tierra de las Fuerzas Armadas Españolas rinde homenaje a estos muertos.

CRISIS EN CEMENTERIOS

Esta no es la primera crisis en la cual se ven inmersos los cementerios de Barcelona. Hace dos años, el camposanto de Montjuïc se vio afectado por el desplome de un bloque de 144 nichos que provocó que quedaran a la vista cajas y restos óseos, que se mezclaron entre sí, de 350 cadáveres.

Las familias afectadas denunciaron el caso al Ayuntamiento de la ciudad con el objetivo de garantizar que los cuerpos fueran identificados correctamente. Cementerios de Barcelona, por su parte, ofreció una indemnización a las víctimas de entre 3.000 euros y 5.000 euros a cambio de cerrar el caso, pero muchos afectados la rechazaron.

Barcelona cuenta con nueve cementerios, prácticamente uno en cada distrito de la ciudad: Montjuïc, Poblenou, Horta, Sant Andreu, Sant Gervasi, Sarrià, Collserola, Sants y el camposanto musulmán.