En el barrio de Sant Andreu hace más de una década que esperan disfrutar del espacio que ocupaban antiguamente las 'casernes' -en español cuarteles, aunque son conocidas popularmente por el nombre en catalán-. A día de hoy, los vecinos siguen esperando que se haga algo con el espacio, que ocupa casi 30.000 metros cuadrados.

Para conocer en qué punto se encuentra el proyecto de las casernes de Sant Andreu y cómo ha sido la lucha vecinal para recuperar el espacio para el barrio, Metrópoli Abierta ha tenido el placer de contar con Santi Serra, presidente de la Asociación de vecinos de Sant Andreu, y Genís Pascual, vocal de la Asociación de vecinos de Sant Andreu.

Genís Pascual ha lamentado que "en 12 años hemos escuchado de todo. Se ha desencallado el proyecto en muchísimas ocasiones. Se ha vuelto a encallar en muchísimas más". Sobre las responsabilidades políticas de que el solar siga igual más de una década después, Pascual ha repartido culpas. "La cuestión es que aquí tiene que haber una falta de voluntad política, de mucha gente y de todos los colores, porque en tantos años han pasado políticos de todos los colores por el Ayuntamiento", ha remarcado.

Por su parte, Santi Sierra ha responsabilizado al Partido Popular: "Hay intereses privados aquí de que estas viviendas de protección no se puedan hacer. ¿Quién es el dueño? El Consorcio de la Zona Franca. Y, ¿quién manda sobre el Consorcio de la Zona Franca? El Partido Popular. No hay interés, hay intereses privados, no públicos", ha explicado.

Pascual ha recordado que en 2011 organizaron "el primer aniversario en plan simbólico de que esto iba con retraso". Entonces llevaban cinco años de retraso y cada año siguen celebrando la efeméride, a la espera de que algún día se finalice el proyecto.

El debate, enmarcado en la serie de encuentros organizados por Metrópoli Abierta para abordar las principales problemáticas de los barrios de la ciudad, 'Diálogos de Barcelona, lo ha moderado el periodista Jordi Subirana.