La salida de los legionarios de las casernes de Sant Andreu se podría desencallar las próximas semanas. El próximo 10 de enero, el Consorcio de la Zona Franca (propietario de los terrenos), el Ayuntamiento de Barcelona y entidades vecinales de Sant Andreu se sentarán en una mesa para intentar encontrar una solución a un conflicto que se arrastra desde hace años. Así lo han confirmado a Metrópoli Abierta el director del gabinete del delegado especial del Estado en el Consorcio, Víctor Francos, y la gerente del distrito de Sant Andreu, Carmen Turégano.

La Hermandad de los Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona ocupa desde principios de los años 90 un local y un solar de los antiguos cuarteles de unos 5.000 metros cuadrados, situados junto a la escuela Eulàlia Bota. La presencia de los legionarios nunca ha sido bien vista por muchas de las entidades de Sant Andreu, sobre todo por los desfiles militares, afirma el presidente de la asociación de vecinos de Sant Andreu del Palomar, Santi Serra. La actividad que hacen se ve desde el patio de la escuela y no gusta. Un padre del centro educativo se dirigió a la Fiscalía para denunciar la exhibición de simbología franquista, pero la causa se archivó porque las actividades se hacían en un recinto privado.

DECIDIR QUÉ HACER

Ahora, la posible marcha de los legionarios podría ayudar a acelerar una parte de la reforma de los viejas casernes, que en total tienen más de 30.000 metros cuadrados. Según Francos, tiene que ser el Ayuntamiento quien nos diga que quiere hacer en estos terrenos. "La idea es empezar a tomar decisiones, pero el Consorcio no hará nada en contra de los vecinos", avanza el director del gabinete de Pere Navarro, delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca. El Ayuntamiento irá a la reunión con un par de propuestas. La gerente explica que han recibido "unas iniciativas interesantes para llevar a cabo actividades deportivas  -que no ha querido concretar hasta después de la reunión-. También planteamos destinar una parte del solar a aparcamiento". Ambos usos serían en superficie.

CasernaLegionarios7
Edificio de las 'casernes' de Sant Andreu donde están los legionarios / HUGO FERNÁNDEZ

USO EN PRECARIO DE LAS INSTALACIONES

Los legionarios ocupan estos terrenos desde hace más de 20 años. “Debimos entrar allí entre 1996 y 1998”, recuerda el expresidente de la Hermandad Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona y actual presidente de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Catalunya, Jesús Cañas. En 2013, con el PP en el Consorcio de la Zona Franca se regularizó la situación y se permitió a los legionarios hacer un uso en precario de las instalaciones, es decir la cesión es gratuita y temporal hasta que se inicien las obras a cambio de mantener y acondicionar el local. De los más de 500 legionarios de hace unos años, ahora solo quedan 87 o 88, comenta Cañas.

Distintas entidades consultadas por este medio aseguran que la idea del Consorcio es indemnizar a los legionarios para que se vayan del paseo de Torras i Bages, donde ahora tienen su sede. Incluso hay quien asegura que la salida puede pasar por ofrecer a los soldados un nuevo espacio. Francos dice que no es el momento de hablar de indemnizaciones. "No estamos en esta fase. Primero el Ayuntamiento tiene que decir qué quiere hacer y después veremos cómo se hace", insiste Francos, que no puede asegurar que en la reunión del día 10 se llegue a un acuerdo. Sobre la posibilidad de indemnizar a los legionarios, el consistorio no se moja. "Son terrenos propiedad del Consorcio de la Zona Franca", comenta Turégano. La gerente tampoco explícita que se les vaya a ofrecer otro emplazamiento.

30.000 EUROS DE INDEMNIZACIÓN

Los vecinos creen que la indemnización podría rondar los 30.000 euros, aunque el presidente de los legionarios catalanes y socio de la hermandad de Sant Andreu considera que, de ser cierta, la oferta es baja. “Esta cantidad ya nos la ofrecieron hace unos años. Se nos tiene que ofrecer lo mismo que al resto de personas de la finca”, opina. Junto al edificio donde están los legionarios hay cinco familias viviendo. Cañas que otro espacio podría ser la solución, pero ve difícil que se pueda encontar otro de similar.

casernes proyectos
Cartel de la fiesta reivindicativa por el 12 aniverssario de la aprobación de los proyectos de las 'casernes'.

MIL VIVIENDA Y 12 EQUIPAMIENTOS

El proyecto de la transformación de los antiguos cuarteles se aprobó en junio de 2006, pero la mayor parte de los trabajos siguen sin ejecutarse. Los legionarios ocupan unos 5.000 metros cuadrados de un total de 30.000. Los planes incluyen la construcción de un millar de viviendas públicas y una docena de equipamientos.

Según los datos que la asociación de vecinos de Sant Andreu del Palomar ya se han construido la comisaría de los Mossos d'Esquadra y un centro sanitario, pero entre otros equipamientos que todavía se tienen que levantar faltan un albergue para jóvenes, una residencia y apartamentos para gente mayor y una gran zona verde que lleva el nombre del exregidor socialista Antoni Santiburcio que se está acabando de construir. El presidente de los vecinos desvela que el albergue para jóvenes podría llevar el nombre de Jaume Oller, el primer vecino de Sant Andreu fallecido durante la Guerra Civil.

Junto al actual emplazamiento donde están los legionarios, la gerente del distrito de Sant Andreu recuerda que está previsto edificar un polideportivo, una guardería y vivienda pública. Los proyectos ejecutivos ya están listos para que pueden a empezar las obras entre 2019 y 2020, según la decisión que tome el nuevo gobierno municipal que entrará en junio tras las elecciones.