El barrio de Baró de Viver, del distrito de Sant Andreu, está de enhorabuena ya que por fin se verá cumplida una histórica reivindicación de los vecinos: la recuperación del espacio deportivo que perdieron en 1985.

El Ayuntamiento de Barcelona ha informado de que el barrio volverá a tener su campo de fútbol. Se construirá en unos terrenos que ahora ocupa la empresa municipal B:SM, un depósito de vehículos.

Está previsto que las obras de reacondicionamiento de los terrenos empiecen en el primer trimestre del próximo año y que concluyan en los primeros meses de 2019. El coste total de las obras que se han de llevar a cabo es de unos 2 millones de euros.

Las nuevas instalaciones dispondrán de un campo de fútbol con césped artificial, un campo de hockey sobre patines, dos campos de fútbol 7, también de césped artificial, vestuarios, duchas, servicio de enfermería, y una zona destinada a uso social.

Cuando se acaben las obras, este pequeño barrio de apenas 3.000 habitantes recuperará el único espacio deportivo que tenía y que perdió durante  el proyecto de rehabilitación que se llevó a cabo en el barrio en 1985. Aquel año, se derribaron buena parte de las casas baratas del barrio y se construyeron nuevos pisos en los que se ubicó a los vecinos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.