Más vale tarde que nunca que tarde. El Ayuntamiento de Barcelona abrirá este sábado un pabellón deportivo valorado en cerca de 10 millones de euros. Lo hará siete meses más tarde de lo previsto. El polideportivo lleva cerrado a cal y canto desde el pasado noviembre cuando acabaron los trabajos. El edificio incluye una nueva pista deportiva y una piscina en un interior de manzana entre las calles de Sant Iscle y del Doctor Pi i Molist, en el barrio del Turó de la Peira de Nou Barris.

El pasado mes de marzo, Metrópoli Abierta denunció el rocambolesco caso. Ahora, dos meses después, el equipamiento deportivo podrá levantar la persiana. El consistorio alegó entonces que el retraso fue debido "al procedimiento administrativo, especialmente por la elaboración de los pliegues de la concesión que se tienen que hacer en base a la nueva Ley de contrataciones". En el mejor de los casos fue una falta de previsión del área que todavía dirige Jaume Asens.

ALTO COSTE

Fuentes conocedoras del proyecto criticaron el "alto coste" del equipamiento y opinaron que con un pabellón de unos tres millones de euros hubiera sido suficiente para hacer una construcción de calidad. "Se ha terminado la época de los polideportivos cinco estrellas", apuntaron. El nuevo centro deportivo es fruto de la unificación y reforma de la antigua piscina y pista deportiva municipales.

La construcción del pabellón deportivo del Turó de la Peira es una reivindicación histórica de los vecinos. El barrio estuvo 30 años reclamando que se tirara al suelo la vieja piscina y se levantara el nuevo pabellón. En total se ha actuado sobre una superficie de 4.407 metros cuadrados, con la urbanización del interior de manzana.

El pabellón será inaugurado este sábado por la regidora de Nou Barris, Janet Sanz, y la comisionada de Deportes, Marta Carranza, ambas en funciones. El presupuesto concreto es de 9,78 millones. La empresa que gestionará el espacio prevé llegar a tener unos 700 socios.

FUNCIONAMIENTO A MEDIO GAS

El pabellón se ha puesto en marcha con las instalaciones a medio gas. Hasta septiembre, el único servicio que funcionará será la piscina. Un usuario ha denunciado a Metrópoli Abierta que hay operarios todavía trabajando en el centro. El 1 de septiembre está previsto que abra la pista polideportiva en el que se iniciarán las clases dirigidas en la pista deportiva y el resto de los servicios.