ARCHIVADO EN:

El Parc de la Creueta del Coll, perteneciente al distrito de Gràcia, lleva años aguantando actos vandálicos. Pero los vecinos que pasean por la zona no se imaginaban que la situación fuera a llegar tan lejos. Esta semana se han encontrado con las tremendas imágenes de varios bancos destrozados y una mesa de picnic arrancada. Es la segunda semana consecutiva que el parque sufre este tipo de actos incívicos.

“El Ayuntamiento tendría que encontrar a las personas que han cometido esta barbaridad”, ha explicado el presidente de la Associació de Veïns Coll Vallcarca, Salvador Barrau, a Metrópoli Abierta. “Seguramente son jóvenes que no tienen motivación y están desencantados con la sociedad... Tendríamos que encontrarlos y alentarlos”, ha añadido.

Un trozo banco arrancado en el Parc de la Creueta del Coll / AV. COLL-VALLCARCA
Un trozo banco arrancado en el Parc de la Creueta del Coll / AV. COLL-VALLCARCA

Para conseguirlo, los vecinos del Coll proponen que el consistorio de Ada Colau, de la mano del regidor del distrito de Gràcia, Eloi Badia, avance el plan de reforma que tienen previsto llevar a cabo en el Parc de la Creueta del Coll y cambie el mobiliario por otro nuevo y más difícil de romper. “Estos bancos del parque son del año 75”, ha especificado Barrau.

Por ello, también reclaman más iluminación y vigilancia nocturna en el parque. “Para los jóvenes es fácil entrar y esconderse porque están ágiles y pueden saltar”, ha comentado el presidente de la asociación. “La situación es compleja, porque si lo quisieran cerrar mejor tendrían que vallarlo más y el parque parecería una cárcel”.

El único banco que queda en la zona del club de petanca / AV. COLL-VALLCARCA
El único banco que queda en la zona del club de petanca / AV. COLL-VALLCARCA

La zona de Petanca Club Coll Vallcarca es una de las principales víctimas de estos actos vandálicos. Los sujetos desconocidos atacaron las instalaciones y forzaron el barracón del club donde guardaban el material. Los vecinos del Coll también tienen constancia de que en los años 90, en el parque que custodia El elogio del agua –escultura de Eduardo Chillida– quemaron una tarima de la Festa Major.

El Parc de la Creueta del Coll se convierte durante la temporada de verano en una de las zonas favoritas de los barceloneses por su piscina pública. Durante todo el año se cierran por la noche las puertas centrales y las anexas.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.