El inminente derribo del edificio Ca la Trava se ha convertido en la pesadilla de los okupas. Este miércoles por la mañana una docena de manifestantes se ha concentrado una vez más frente al inmueble a modo de protesta. Agentes de los Mossos d'Esquadra han intervenido e identificado a los presentes. Según apuntan los okupas de Gràcia, en el transcurso se han producido “cargas con porras extensibles”.

Durante la concentración se ha cortado el tráfico aunque a las 13 horas ha recuperado la normalidad. El colectivo había hecho este miércoles por la mañana un llamamiento en su cuenta de Twitter para parar el derribo: "Los trabajadores vuelven a Ca la Trava para continuar intentando el derribo. Nos volverán a encontrar delante".

EL DERRIBO SIGUE ADELANTE

Tras los momentos de tensión, Travessera de Gràcia ha recuperado la normalidad, aunque los carteles reivindicativos siguen en pie. Luego, los trabajadores han vuelto a colocar los andamios para continuar con el derribo próximamente. “Este edificio no vale para nada, no es habitable”, comenta uno de ellos.

Pintadas de los okupas en Ca la Trava / P. B.
Pintadas de los okupas en Ca la Trava / P. B. 

Cabe recordar que el jueves 18 de octubre, los Mossos d'Esquadra desalojaron Ca la Trava, propiedad de La Llave de Oro, que ya estaba bajo previo aviso. Este suceso desató la “rabia” de los okupas que causaron varios disturbios y destrozos en el barrio, quemando contenedores y arremetiendo contra algunas inmobiliarias y cajeros. Más adelante, okuparon otro inmueble que bautizaron como Ka la Kastanya.