Los pisos dotacionales que se harán en el solar de las casitas de la Encarnació -situadas en los números 13, 15 y 17 de la popular vía de la Vila de Gràcia- saldrán por unos "3.000 euros el metro cuadrado", según el regidor de Ciutadans Celestino Corbacho.

El pleno ha aprobado este miércoles el último trámite para la modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) para levantar en la parcela entre 15 y 17 viviendas públicas y un equipamiento sociocomunitario en los bajos del edificio [ver aquí la nota de prensa municipal].

BEC, PSC Y ERC AVALAN EL PROYECTO

El gobierno municipal -Barcelona en Comú y PSC- y ERC han avalado el proyecto, mientras que Ciutadans ha votado en contra y el resto de formaciones -JuntsxCat, PP, Barcelona pel Canvi y la regidora no adscrita Marilén Barceló- se han abstenido.

A finales de 2018, un grupo de vecinos entró en el solar de Gràcia para impedir el derribo de dos de estas icónicas viviendas y evitar la tala de una encina bicentenaria. Los promotores tenían todos los permisos en regla para levantar pisos y plazas de aparcamiento. Ni las casitas ni el árbol estaban protegidos. El Ayuntamiento pudo revertir la situación a golpe de talonario.

La "expropiación de mutuo acuerdo" (en palabras de Ayuntamiento) al propietario del solar, la preservación de la encina y la indemnización por responsabilidad patrimonial sale por un ojo de la cara: unos 7,4 millones, más de 8,8 con IVA.

40 O 50 VIVIENDAS EN OTRO SITIO POR EL MISMO PRECIO

Toda la oposición ha cargado por las cifras de la operación sin que por el momento se haya puesto un ladrillo. "Este expediente es un despróposito", ha recalcado Corbacho. Según el edil, cada metro cuadrado de piso saldrá por 3.000 euros. "En otros lugares se podrían levantar 40 o 50 viviendas". Aquí serán entre 15 y 17.

Para el concejal de ERC, Max Zañartu, la compra sale cara y provoca "incongruencias" con otros distritos y proyectos. "¿Por qué se paga este precio en Gràcia y no en otros lugares, como en el gimnasio Sant Pau?", ha preguntado el edil.

"FUERA DE MERCADO"

Desde las filas de JuntsxCat, Jordi Martí Galbis ha catalogado la cifra pagada de "fuera de mercado". El concejal del PP, Óscar Ramírez, ha criticado la "mala gestión". Ramírez ha defendido la necesidad de construir vivienda en pública en Gràcia, pero no con estos "sobrecostes". Y Manuel Valls ha destacado que, en este proyecto, el gobierno no ha parado de improvisar.

Según ha explicado el Ayuntamiento, la nueva construcción tendrá una volumetría de planta baja más tres y conservará la fisonomía de las casitas. En un principio, en este solar se tenía que levantar una guardería, que finalmente se hará en el número 61 de la misma calle.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.