La plaza de la Vila de Gràcia acogió este lunes al atardecer una protesta de futbolistas de todas las categorías del CE Europa, que exigen el cambio de césped del estadio Nou Sardenya.

Cerca de un centenar de personas se reunieron ante la sede del Distrito para protestar por el mal estado del césped, que solo en esta temporada ha provocado graves lesiones a cuatro jugadores de los primeros equipos masculino y femenino. En todos los casos se trata de roturas de ligamentos de la rodilla, que los tendrán apartados del terreno de juego durante meses.

EL CAMBIO, POSPUESTO A 2023

Después de diez años, el mal estado de conversación del césped hizo que el Ayuntamiento finalmente se decidiese a cambiarlo en verano de 2020. Pero la pandemia cambió los planes y el consistorio prometió los trabajos de adecuación del terreno de juego para 2021. Ahora, el Ayuntamiento se ha vuelto a echar para atrás y ha comunicado al club que no se hará hasta 2023.

Además, el Europa es primero de su grupo en la Tercera División, y a partir de la próxima temporada podría competir en Segunda B. Por lo que la situacón del estadio "no está a la altura de lo que representa este hecho deportivo", denuncian.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.