La reforma de Vallcarca ha salido de los despachos. La comisión de gobierno municipal ha dado luz verde al Plan de mejora urbana de la calle de la Farigola, el tercer documento que complementa y pone fin a todo el proyecto urbanístico que debe transformar este zona del distrito de Gràcia.

Los cambios son fruto del trabajo conjunto entre los vecinos del barrio y el Ayuntamiento de Barcelona a lo largo de un debate mantenido durante los últimos meses para llevar a cabo propuestas que reactiven Vallcarca.

RECUPERACIÓN DE EQUIPAMIENTOS

Según ha anunciado el Ayuntamiento de Barcelona, el objetivo de toda la iniciativa ha sido desarrollar un barrio más cercano, sostenible y accesible para recobrar el patrimonio de Vallcarca, como la recuperación de Can Carol y la Casa Junyer i Canals como equipamientos públicos.

Sumado a la Modificación del Plan general metropolitano (MPGM) y el Plan metropolitano para el Hospital Militar-Farigola, actualmente ambos en trámite, el Plan de mejora urbana de la calle Farigola es el tercer documento que completa todo el plan urbanístico que, según el gobierno municipal, tiene que definir el futuro del barrio de Vallcarca y dar un nuevo impulso al conjunto de la zona.

Una vez superado todos los trámites, los distintos planes para reformar Vallcarca deberán pasar por el pleno municipal para recibir el visto bueno. Fuentes municipales explican que el calendario concreto de las obras está supeditado a su aprobación en el pleno. Posteriormente, se podrá fijar el calendario y el desarrollo de los proyectos específicos de obras.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.