El Ayuntamiento de Barcelona repara de urgencia el largo del parque de la Creueta del Coll, en el distrito de Gràcia. El espacio reabrió en julio tras dos años cerrado por filtraciones de agua y a las pocas horas se tuvo que volver a clausurar después de que 69 personas se hicieran cortes y heridas en los pies tras bañarse en lago, que es como cualquier piscina al aire libre y se paga por entrar. 

Los trabajos de reparación se han iniciado este martes y la intención del consistorio, titular de las instalaciones, es reabrir de nuevo a mediados del mes de agosto y alargar la temporada de baño hasta mediados de septiembre.

VACIADO Y SUSTITUCIÓN DE LOS AZULEJOS

Las actuaciones se dan por desperfectos en el suelo de la piscina y contemplan el vaciado de ésta y el pulido o sustitución de los azulejos del perímetro de la misma y de las escaleras, ha informado el consistorio este martes en un comunicado.

El equipamiento tuvo que cerrar el 17 de julio y se ha aprovechado para llevar a cabo un peritaje de la instalación para determinar qué actuaciones eran necesarias para que se pueda abrir al público este verano "en perfectas condiciones de uso".

El lago se encuentra en un parque, que antaño fue una cantera, del barrio del Coll. Tras años de funcionamiento sin problemas, el equipamiento tuvo que ser clausurado de forma repentina al inicio del verano de 2018 cuando se detectaron unas importantes filtraciones de agua. Los trabajos de impermeabilización acabaron hace unos meses.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.