La piscina Creueta del Coll en una imagen de archivo / AYUNTAMIENTO BARCELONA
La piscina Creueta del Coll en una imagen de archivo / AYUNTAMIENTO BARCELONA

Badia rehúye la autocrítica en la gestión de la piscina de la Creueta

El Ayuntamiento culpa a la empresa Voracys S.L. de instalar un mosaico defectuoso en el espacio reformado

D.F.

El regidor del distrito de Gràcia y presidente de Barcelona Cicle de l'Aigua, Eloi Badia, se niega a hacer autocrítica en la mala gestión de la piscina de la Creueta i el Coll, que ha estado cerrada al público a lo largo de todo el verano. Además, no solo eso, sino que esta semana ha cargado contra la empresa Voracys S.L. de ser la única culpable de provocar 69 heridos por una instalación defectuosa de un mosaico en el espacio reformado.

En el último pleno de distrito, Badia justificó su postura haciendo alusión a un informe técnico del Ayuntamiento que sostiene esta tesis.

PROBLEMA CON EL GRESITE

Según informa este viernes L'Independent de Gràcia, el resumen del informe, hecho el 7 de agosto y que cuenta con un total de ocho páginas, asegura que “hay un problema con la instalación del gresite que es el que provoca los daños a los niños” y centra los defectos de obra en el perímetro de la piscina.

Y apunta a "la problemática de unir el gresite de la base de la piscina con sus paredes, diferencias de grosor en las juntas, piezas mal cortadas y piezas rotas, que dan la sensación de ser cortadas con tenazas.”  

El consistorio ha admitido que el mosaico que se instaló el febrero en el borde de la piscina “era defectuoso y se rompía”. Fuentes conocedoras de la obra explicaron en verano que, ya con la piscina llena, el gresite se levantó. “Este material se retiró y se tuvo que sustituir por una nueva remesa”, han recalcado fuentes municipales al citado semanario. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.