Este lunes arrancan las obras del mercado provisional de la Abaceria de Gràcia, que en 2017 celebró el 125º aniversario. Los trabajos se prolongarán durante cuatro meses y la intención del Ayuntamiento de Barcelona es que los comerciantes se trasladen a la nueva ubicación en abril. El mercado provisional, que no comportará cortes de tráfico, estará situado en el paseo de Sant Joan, entre las calles de Indústria y de Sant Antoni Maria Claret. Las obras tendrán un coste de 3,2 millones.

En el mercado provisional, de unos 1.900 metros cuadrados, se instalarán 43 paradistas de alimentación y otros 14 de productos imperecederos en el exterior, en el lado Llobregat. La carpa contará con cámaras frigoríficas, servicios adaptados, tratamiento de residuos, climatización, electricidad y almacenes para el buen funcionamiento del equipamiento. 

Los paradistas tendrán que estar en este edificio provisional más de dos años, mientras dura la remodelación del histórico mercado de la Abaceria, que tiene que comenzar antes de finales del 2018. El Ayuntamiento, titular del inmueble, tiene previsto rehabilitar de manera integral todo el mercado. El presupuesto ascenderá a unos 25 millones de euros. El proyecto tendría que servir para resucitar el mercado, en el que los últimos años han cerrado decenas de paradas