El cine Niza de la Sagrada Família ya es historia. En poco más de un mes, la piqueta lo ha borrado de las calles de Barcelona. A finales de enero, las máquinas empezaron a derribar el Niza, abierto en 1946. En el solar se construirá una superficie comercial --un Mercadona para más señas--, un aparcamiento subterráneo y viviendas, y se habilitará un interior de manzana que se cederá al Ayuntamiento de Barcelona para uso público.

La sala se encontraba en la calle de Provença, entre Sardenya y Sicília. Estos días, la fachada y el interior del edificio han desaparecido por completo. Sólo queda por retirar la estructura metálica del tejado. La zona está llena de escombros que un camión se encarga de retirar. Cada vez que el vehículo sale del viejo cine, el tráfico de Provença se tiene que detener para que el camión pueda hacer la maniobra de salida.

Los transeúntes se detienen para ver el estado de las obras. Llama la atención y a alguna persona le puede la nostalgia. "Soy vecino. Muchos domingos venía por la tarde a este cine. Es una lástima que lo hayan derribado para hacer un Mercadona. Están acabando con todos los cines de barrio de la ciudad", dice Xavier López.   

RECUERDO DEL CINE

El·proyecto prevé levantar entre 20 y 24 viviendas con aparcamientos. La fachada del edificio de pisos será visible desde Provença, donde se encontraba la entrada del cine. Al interior de manzana se entrará por la calle de Rosselló. Dispondrá de una zona verde y un espacio de juegos infantiles. Fuentes municipales confirmaron que se trabajará para que el espacio acoja algún recuerdo del cine.

20180308 084911
Estado del interior del solar donde estaba el viejo cine Niza totalmente derribado / JORDI SUBIRANA 

La superficie comercial será subterránea y se accedera a ella desde el interior de manzana. Desde el inicio, el plan no fue bien visto por muchos vecinos, que llegaron a montar una plataforma para recuperar el Niza para el barrio, aunque el Ayuntamiento descartó la compra.

Para compensar a los vecinos, el consistorio ha impulsado la construcción de un ateneo que se ubicará en una antigua fábrica de tejidos de la calle de Nàpols. El espacio fue comprado el año pasado por 2,4 millones. Las obras se han iniciado este marzo. El equipamiento debería estar listo a finales de año para convertirse en un centro de actividad cultural y social, aunque los usos se acabarán de definir en un proceso participativo en otoño. Dispondrá de un auditorio para 300 personas, aulas, sala de exposiciones y un espacio multimedia. Los trabajos cuestan 2,3 millones.

El cine Niza abrió el 19 de octubre de 1946. El propietario era el empresario cinematográfico Luis Cabezas, que también tenía otras locales en la ciudad, como el Montecarlo. La sala, con una fachada neoclásica, fue levantada por los arquitectos José María Aixelà y Miguel Ángel Tárrega. Las primeras películas que se proyectaron fueron Galopa muchacho Sangre sobre el sol.

CAPACIDAD PARA 1.300 PERSONAS

Con capacidad para unas 1.300 personas, a lo largo de sus casi 60 años de vida, el Niza alternó el séptimo arte con los bailes de salón y el billar. Durante la transción democrática, albergó mítines de ERC, PSUC y PSC-Congrés, formación que en 1980 acabó formando el PSC actual, y un acto del Front d'Alliberament Gai de Catalunya contra la represión franquista contra el movimiento homosexual.

Los últimos años, el Niza fue propiedad de la familia Balañá, que en las últimas dos décadas ha ido cerrando un importante número de los cines históricos que tenía en la ciudad por la falta de espectadores, como el Novedades, que se convertirá en un hotel. El Niza bajó el telón el 21 de febrero del 2005. La última película que se proyectó fue Million dollar baby.