Un incendio ha quemado casi por completo un piso del número 32 de la calle de Carders, en el barrio de Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera de Ciutat Vella. El siniestro ha provocado cinco heridos. Cuatro personas han tenido que ser atendidas por inhalación de humo y otra, algo más grave, por quemaduras. Sin embargo, ninguno de los afectados ha sido trasladado a un centro hospitalario, informan fuentes municipales.

Según los bomberos, el fuego se ha provocado al incendiarse un colchón en la vivienda. A raíz del accidente, otros dos pisos han resultado afectados, al igual que la estructura de la finca. Los bomberos han desalojado a 34 vecinos, que esta noche no podrán dormir en sus casas.

REALOJADOS

A media tarde, los bomberos han permitido a los inquilinos que pudieran entrar en los pisos para recoger algunas pertenencias. Desde el Ayuntamiento, se ha ofrecido a las personas evacuadas la posibilidad de ser realojadas. Algunas han sido trasladadas al Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB) y otras han optado por ir a casa de familiares.

A causa del incendio, que ha provocado una humareda que era visible desde distintos puntos de Barcelona, los bomberos se han visto obligados a cortar el suministro de agua. Algunos de los apartamentos tampoco disponen de luz.

Como suele ser habitual últimamente en estos casos, siempre hay quien acaba grabando imágenes del siniestro y las cuelga en las redes sociales. En este caso, Ferran Àngel ha colgado un vídeo en twitter en el que se ve una intensa humareda y las llamas saliendo de uno de los pisos.