ARCHIVADO EN:

El aumento de los robos y los hurtos en la ciudad de Barcelona está siendo alarmante. Los ladrones actúan con total descaro, sabedores de que en la mayoría de los casos, aunque los atrapen, la sanción a la que se arriesgan es insignificante.

Por ello no dudan en actuar en cualquier lugar, a cualquier hora del día y ante cualquier persona. Aunque prefieren escoger a los turistas despistados, cualquier ciudadano que se ponga ‘a tiro’ es un objetivo.

En el siguiente vídeo se puede ver cómo un par de ladrones se aproximan a una mujer que pasea tranquilamente por la calle Hospital, en pleno corazón del Raval. Uno de ellos se pega a la espalda de ella mientras intenta robarle lo que lleva en el interior del bolso.

La mujer se da cuenta del intento de robo y se gira para encararse con su ladrón, pero este opta por continuar adelante con total naturalidad, como si no hubiera pasado nada. Su compinche le sigue y ambos se meten en una tienda próxima. Mientras, la mujer se queda en la calle y ninguno de los transeúntes que pasa por su lado parece haberse dado cuenta de nada.