La Rambla volverá a llenarse de flores en la 56ª edición de la Festa del Roser, una fiesta que reivindica una de las actividades tradicionales del emblemático paseo y que busca ser un foco de atracción para los barceloneses y los visitantes.

La asociación Amics de la Rambla, organizadora de la fiesta, ha previsto una serie de actos que se celebrarán en el popular paseo desde el 5 hasta el 11 de octubre, aunque uno de los actos principales, la entrega de los galadornes Ramblista de Honor, que este año han recaído en el Teatro Poliorama, en el escritor y periodista Josep Maria Espinàs y en la fotógrafa Colita, se llevará a cabo el día 17 en el Saló de Cent del Ayuntamiento de la ciudad.

Fermín Villar, presidente de Amics de la Rambla, ha afirmado que “la Festa del Roser es una reivindicación de la flor en la Rambla, un paseo que está pendiente de una reforma, y del que todos decimos que la cultura lo salvará. Con esta Festa queremos defender la flor, una parte natural de la rambla, como lo demuestra el hecho de que el único tramo de la Rambla que tiene nombre de una actividad es la Rambla de Les Flors”.

SALVAR A LOS FLORISTAS

Una de las actividades que se hará este años será la conservación y mantenimiento de un quiosco de flores, cuyo propietario se ha jubilado y “que el Ayuntamiento quería derribar ya que el Institut de Mercats, en su manera de entender cómo gestiona sus competencias, habia decidido derruir las paradas que quedaban vacías, cuando lo que se necesita es que se mantengan abiertas, que se llenen de flores para que los floristas puedan ganarse la vida y que tengan un retorno cualitativo para la ciudad”.

Por ello, junto al Gremi de Floristas, llevarán a cabo una actividad en la que formarán a 12 personas en riesgo de exclusión social para que decoren la parada, y dos de ellos se encargarán de hacer el mantenimiento de la misma en los próximos meses.

CHOCOLATADA

Durante los días que dura la Festa del Roser, la Rambla ofrecerá a los visitantes decenas de actividades: jornadas de puertas abiertas en museos y edificios simbólicos, con algunas visitas guiadas incluidas, baile para la gente mayor, taller de cuentos, conciertos, teatro, etc.

La decoración floral es una de las protagonistas de la fiesta / @AmicsdelaRambla
La decoración floral es una de las protagonistas de la fiesta / @AmicsdelaRambla

Además, se llevará a cabo la tradicional chocolatada que cada año organiza el Café de la Ópera, una degustación que este año servirá como homenaje a Doria, propietaria del emblemático café recientemente fallecida.

Además, un arco de flores recibirá a los visitantes que lleguen a la Rambla por la entrada junto a la plaza Catalunya y algunos de los principales edificios de la calle permanecerán decorados con flores durante los días que duré la Festa.